martes, 28 de octubre de 2008

UN PASEO POR LOS BILLETES




Recorrer la historia Argentina a traves de sus billetes y concentrarse en los de mas alta numeración, constituye no solo un ejercicio sistemàtico para observar rostros inmortalizados, sino fundamentalmente un esfuerzo de comprensión para entender los anhelos, esperanzas y modelos esperables en cada uno de los momentos en que fueron emitidos.

Los Primeros Billetes producidos en diferentes ediciones entre 1881 y 1899, tuvieron como rostros visibles en el de mayor numeración a Justo Josè de Urquiza, Bartolomé Mitre y Dalmacio Vèlez Sarsfield. Claramente una reivindicación de la caìda de Rosas, la preeminencia de Buenos Aires en el proyecto nacional y el hombre que a travès del Còdigo Civil consolidò la gran propiedad terrateniente.

Los siguientes se denominaron “Serie del Progreso” y se pueden ubicar entre 1899 y 1935. En ellos no habìa personas, sino simplemente la Efigie del Progreso. El de mas alta denominación, compartìa protagonismo con el Escudo Nacional.

Le siguieron los llamados "Moneda Nacional", ubicables en el tiempo entre 1942 y 1969. Todos ellos tenìan a San Martín compartiendo reverso con distintos símbolos: Cabeza de la Libertad, Constitución Nacional, Casa de Tucumán, Juramento de la Independencia, Cruce de los Andes, Congreso Nacional, etc). El de mas alta denominación; un San Martín anciano y en el reverso el Abrazo de Maipú.

Luego vino el peso “Ley 18.188” entre los años 1970 y 1983. Allì hay solo dos pròceres destacados : Belgrano y San Martin. El primero estarà en todos los billetes de baja denominaciòn, en tanto el segundo aparecerà en los mas grandes. En sus reversos distintos paisajes y lugares: Llao Llao, Monumento a la Bandera, Cataratas del Iguazù, Jujuy, Ushuaia, Cerro de la Gloria, Plaza de Mayo, Mar del Plata y Fundaciòn de Buenos Aires. El de mas alta denominaciòn; San Martín de un lado y el Cabildo del otro.

Serà luego el turno del llamado “Peso Argentino” de escasa duraciòn: 1983-1985. En ellos San Martín estarà en todos los de baja denominaciòn, en tanto los dos mas altos tendràn como protagonistas a Juan Bautista Alberdi y la Constitución Nacional y a Belgrano con la Creación de la Bandera.

Entre 1985 y 1991, tuvimos el "Austral". Aquì desaparecen San Martín y Belgrano. Las mas altas denominaciones las ocupan: Roca, Juarez Celman, Carlos Pellegrini, Luis Saenz Peña, Josè Evaristo Uriburu y Manuel Quintana, todos presidentes de la èlite, elegidos sin la vigencia del voto universal, secreto y obligatorio. El gobierno de Alfonsìn pone por primera vez en un billeta a Julio Argentino Roca.

Por ùltimo, desde 1992 y hasta el dìa de hoy, nos acompaña el "Peso Convertible" con cambios en las ediciones, pero las mismas figuras destacadas . Aquì vale la pena detenerse: En el billete de $5 San Martín y el Cerro de la Gloria; en el de $10 Belgrano y el Monumento a la Bandera; en el de $20 Juan Manuel de Rosas y el combate de la Vuelta de Obligado; en el de $50 Sarmiento y la Casa de Gobierno. En tanto el billete de mas alta denominaciòn, el de $100, nos muestra de un lado el rostro de Julio Argentino Roca y del otro la “Campaña al Desierto”.

En síntesis: San Martín y Belgrano fueron los pròceres que ocuparon las mas altas denominaciones en los distintos billetes a lo largo de muchos años: Moneda Nacional, Ley 18.188 y Peso Argentino. Sus figuras aparecen compartiendo el llamado “Estado de Bienestar” cuya gènesis, desarrollo y decadencia (1942/1985) se diò entre estos años.

El modelo del “Estado Oligàrquico Liberal” primero y “Liberal Democràtico” después llevò figuras emblemàticas: Urquiza, Mitre, Velez Sarsfield y luego la imàgen del “positivismo” mas acabado: la efigie del Progreso.

Pero el dato que mas llama la atención son los billetes de la recuperaciòn democràtica, coincidente con el “Estado Neoliberal”. Allì desde Alfonsìn y hasta la actualidad, han ganado lugar nuevamente los garantes del modelo Agroexportador: y entre estos, se destaca por primera vez y en lo mas alto de la escala “billetaria”, quien despejò “el desierto” de la “barbarie” nativa: Julio Argentino Roca y su campaña genocida.

Si tiene la suerte de tenerlo en el bolsillo, sàquelo y observelo. Allì, desde su fondo color violeta, Roca intenta mostrarnos “un nuevo camino”.
¿Las grandes ausencias?. Aùn ninguno de los dos grandes movimientos nacionales del siglo XX se ha reflejado en billete alguno: Yrigoyenismo y Peronismo. Por otra parte, un machismo latente, indica que ninguna mujer se ha hecho presente. Ni siquiera en el de $2. Creo que Evita se lo merece. ¿Usted no?.

1 comentario:

GILDA dijo...

Otra vez me has hecho pensar en algo, que de tan común ni siquiera me lo habìa planteado como factible de análisis...
y acá me encuentro releyendo la nota e intentando armar mi propio "ranking billeteril" ahì va:
el de 100 : José de San Martín
el de 50: Martín Miguel de Guemes
el de 20: Manuel Belgrano
el de 10: Juana Azurduy
el de 5:. Evita
El de 2 Mariano Moreno
(es mi primer intento sin demasiado anàlisis, puede que luego me arrepienta y destrone alguno, o que como debiera ser, indague más, me informe mejor y haga algunos cambios...)
Roca en el billete de 100: ¿puede ser que intentan manipular el inconsciente colectivo sembrando la idea de quien es más tiránico y poderoso puede favorecer el progreso y por esto tiene más valor?
Gilda