sábado, 13 de diciembre de 2014

PERDONAME BUZON, QUERIA CHARLAR UN RATO

La historia siempre es mas compleja y su motor ha sido siempre el conflicto y las tensiones.
Por eso me alegró que se destacara el “viejo buzòn” de los treslomenses, el que està a media cuadra de donde me criè.

“Puesta en valor” le dicen ahora, frase que jamás me cayó bien. Es como “calidad de vida”. Me suenan a mercado, a empresa privada, a marketing. Me gusta otro lenguaje.

Nada se “pone en valor”, las cosas simplemente “valen” que no es lo mismo que tener un precio.
Y el buzón valía por su representación de otros tiempos, que en estos mas frenèticos de facebook parecen casi antagónicos: el buzón donde se esperaban muchos días por la respuesta a la carta enviada y la contestación al toque que las redes sociales nos permiten hoy con escaso tiempo para razonar la respuesta. La antítesis, el buzón era la esperanza en forma de sobre y era la espera de la contestación necesaria. En el medio, el tiempo hacía su parte. Hoy no.

Y las cosas se apresuran, casi violentadas por la necesidad de “poner en valor” lo que ya vale, aunque hay detalles que se escapan y que no debieramos dejar de conocer y destacar.
Son los detalles del conflicto que estaban presentes en el mismo buzón, al mismo momento en que se mostraba la hermosa y duradera obra que apoyo y estimo.

Si uno mira con atención al buzón, si se acerca y lo interroga, comienza un diálogo que puede enriquecernos.
Claro que dialogar con un objeto no es tan simple, porque como los objetos no hablan…
Pero aunque no hablen, tienen un idioma, que puede pasar casi desapercibido.
Pero hay que acercarse y verlo. Leerlo. Es decir, para hablar con un objeto histórico hay que conocer su idioma y dejar fluir sus historias. Escucha atenta.

Allì, en uno de sus costados del buzón, dice claramente VASENA.
Es la fábrica donde se construyó. Es industria nacional. Y es una industria que se hizo famosa, allà por 1919 en pleno gobierno de Don Hipólito Yrigoyen.

Los “Talleres Vasena” estaban en la Ciudad de Buenos Aires y muchos de sus trabajadores eran los llamados “rusos”, mas concretamente, desprevenidos inmigrantes judios de distintos países de Europa, tan preocupados de ganarse el mango y progresar como sus congéneres cristianos o ateos.
Fue en diciembre de 1918 cuando comenzò la gran huelga en esos talleres de Pedro Vasena e Hijos. Una industria que habìa sentido los rigores de la Primera Guerra y que decidiò ajustar para “abajo”, es decir, bajar los costos de la mano de obra. Pero he aquí que el gobierno de Yrigoyen, se caracterizó por intentar jugar de arbitro, sin advertir que muchas veces lo hacía entre zorros y gallinas y allí no hay referee que valga, siempre será el zorro el triunfador.

Lo mismo sucedió aquí, un temor instalado por la Primera Revolución Comunista del mundo, la Revolución Rusa, lanzó a las clases dominantes a una caza de brujas que escondía en el fondo lo mismo de siempre: plata para pocos bolsillos, miseria para los trabajadores. Vasena quería ajustar y que pagaran los trabajadores.

Ese buzón que pusimos en “valor”, vale esta historia, fue construido por esos laburantes, que en lugar de achicarse y aceptar el ajuste, redoblaban la apuesta y pedían mejores condiciones en la jornada de trabajo, en la higiene laboral y por supuesto en los salarios.

La huelga fue fogoneada por los medios de comunicación de entonces como una huelga “comunista” y los judíos que allí trabajaban se convirtieron en “rusos” para dejarlos pegados a la Revolución Rusa de 1917 y sus actores principales: los bolcheviques.

La represiòn no se hizo esperar, como mas tarde tampoco lo hizo en los sucesos de la Patagonia Rebelde  (lo trajimos a Osvaldo Bayer para recordar esos acontecimientos) o en la represión que el radicalismo permitió en La Forestal, donde a la depredación de los hermosos árboles de quebracho se hermanaba la explotación hasta la muerte de los hacheros. Dos caras, la misma moneda.

Setecientos muertos y cuatro mil heridos fue el saldo de  esta Semana Trágica de los Talleres Vasena, alguno de los cuales, quien sabe, habrá construido el buzón que hoy mostramos orgullosos en la remozada esquina.

Y no está mal haberlo hecho, que no se confunda. Creo que constituye un atisbo de rescatar elementos históricos que cobraban vida todos los días en las cartas que llegaban en tren y partían nuevamente en él. Las habría de todo tipo: con buenas noticias, cartas de amor, invitaciones y también cartas tristes. El buzón hoy innecesario y el tren que aún no llega. Uno en su esquina maquillada, el otro, esperando que el proyecto nacional y popular lo vuelva al centro de la escena.

Y ese es nuestro buzón, el que dice VASENA, el que nadie interrogó por ese lado, el que insiste-si le prestamos oreja- en contarnos esta otra historia, conflicto puro: la de un gobierno Yrigoyenista que embarcado en esa campaña de miedo y odio al comunismo y doblegado por las clases dominantes, aplastó sin contemplaciones la huelga de los Talleres Vasena. 

Yrigoyen le ofreciò, en aquella Semana Trágica de Enero de 1919, a toda la oligarquía que había perdido el gobierno pero no el poder, las marchitas flores del liberalismo, salvadas por él, justo por él, un hombre del campo nacional, salvadas de los proletarios que pretendían derechos.
Después llegó Perón.

Perdoname buzón, te hice hablar demasiado. Un abrazo del pibe del barrio que a veces te tiraba con la honda.



lunes, 17 de noviembre de 2014

DIA DE LA MILITANCIA. TRES LOMAS Y LA PATRIA


Un asado de “rompe y raja” tuvo lugar hoy  en la Unidad Bàsica “Juan Domingo Perón” de Tres Lomas. Allí un número importante de Peronistas se convocó para festejar el Día del Militante.

Y la palabra se materializó en las actividades previas y durante la cena: una tarjeta de invitación recordando la fecha, un grupo de asadores históricos del Peronismo, una decena de jóvenes comprometidos en pensamiento crítico y fundamentalmente un  discurso del presidente del PJ local, Fabio “Vasco” Uriarte que con palabras simples convocó a la unidad y al trabajo cotidiano, algo tan simple y al mismo tiempo complejo. 

Simple porque así suena a los oídos. Complejo porque la unidad debe ser interpretada en un sentido amplio, ya que el triunfo de 2011 fue producto de la unión entre el Partido Justicialista y la Unión Vecinal de Tres Lomas.

Pero esa unidad lograda, cargada de mística y de identificación clara del enemigo mas recalcitrante, fue de alguna manera malograda, despilfarrada.  Nos dimos cuenta y la autocrítica ya jugó su papel y el desenlace comienza ahora y en esto jamás es tarde.

Y aparece otra vez la palabra militancia con sonido a “serio”, ahora nos dimos cuenta, ahora que nos dolió perder en 2013 y queremos seguir siendo gobierno en 2015. Y la unidad entonces debe incluir a los propios Peronistas y fundamentalmente a quienes aliaron con él, teniendo en claro que el gobierno provincial será Peronista y el Nacional también.

No serán los medios hegemónicos, y entre ellos el diario Clarín, quien podrán configurar una oposición creíble, por mas litros de tinta que vuelquen en sus diarios, por mas cataratas de palabras que intenten defenestrar el proyecto nacional y popular, por mas imágenes de desasosiego que intenten dibujar de una realidad exagerada y muchas veces inexistente.

Cristina y por lo tanto el Proyecto Nacional y Popular crece en la imagen positiva, Scioli se mantiene y aparece como el candidato mas serio y a nivel local, un llamado a la unidad de todos los Peronistas para que no haya fisuras y para todos los frentistas para que se mantenga con mística, frescura y militancia.
Para lograrlo hay que hacer los deberes y el asado del día del Militante fue en esa dirección.

Estaban todos los que debían estar. El muy buen Secretario de Obras Públicas del Municipio, Ingeniero Horacio Dahir, el idealista y tan necesario ex presidente del Concejo Deliberante Ingeniero Jorge Carrera, la trabajadora Presidenta del Consejo Escolar Gilda Rodriguez y el actual Secretario de Relaciones Institucionales del Municipio Fabio Uriarte, el que a su manera le habló a todos los Peronistas, al igual que lo hizo junto a Roberto Alvarez en la conmemoración del 17 de Octubre último, cuando ambos, ahora desde sus roles específicos de gobierno convocaron a mantener el frente como reaseguro de inclusión, gobierno democrático y antítesis de lo conocido. El presidente del PJ local, en el día del militante,  insistió con lo mismo y eso se llama coherencia.

Desde la militancia, concepto convocante del asado, podemos sostener que no hay persona, ni pueblo pequeño, ni provincia que se realice si no se realiza un proyecto nacional, si no es la nación la que se realiza,  que nadie se salva solo, que solamente cuando uno aprende a tropezar, caerse, levantarse a los tumbos si es necesario,  discutir públicamente sin temores (los trapitos sucios se lavan en casa es una frase solo para los cagones), solo allí esta la esencia de la mejor militancia, la que está dispuesta a ser abarcadora, discutidora,  solidaria, a trabajar para una causa justa, pensando en los más humildes y desposeídos, asistiendo a los más débiles, gobernando para todos sí, pero para eso es necesario seguir un derrotero, que no es otro que el que Cristina, día a día, nos muestra en palabra, gesto y acción.


Se cantó la marcha, sólo la primera estrofa y el estribillo. Quizás por aquello de “hay que sospechar del Peronista que se sabe la segunda estrofa”, o quien sabe porque, pero el aplauso coronó la jornada y la invitación a militar en el espacio fue el mejor saldo que se pudo recoger. Un día de la militancia, para militarlo e invitar a seguir sin detenerse. Fue una buena noche y aunque faltaba mucho para la salida del sol, me pareció percibir su luz y hasta su calor.

miércoles, 29 de octubre de 2014

CONTANOS UN CUENTO ALEJANDRO



Su voz distintiva, me sale “profunda”, al igual que los conceptos que en sus programas ha desarrollado durante tanto tiempo es la característica de Alejandro Apo.

Viene a Tres Lomas, de la mano de los jóvenes del Frente que navegan sin temores por los ríos progresistas que la cultura argentina ha generado generosa. Apo es uno de estos afluentes, los cuentos que cuenta, son todos ¿de fútbol solamente?, pertenecen a autores consagrados: Fontanarrosa, Soriano, el negro Dolina y otros.

En sus cuentos siempre hay un cruce de historias, el fútbol por supuesto y al lado, paralelo a esa cultura popular que significa nuestro "fobal" de potrero, otros temas que siempre lo atraviesan: el amor, la política, los amigos y un uso del lenguaje exquisito que constituye un contenido en si mismo.

Lo vi por última vez en el hermoso Teatro Español de Trenque Lauquen de la mano del turco Sanjurjo (no se si está bien escrito) , el que le va susurrando la música, trasfondo y mensaje al mismo tiempo para que el hombre de la voz profunda camine al compás del cuento seleccionado.

Ahora estará en Tres Lomas, este viernes 31 de octubre en el Club Progreso, a las 20 horas, con su espectáculo clàsico y siempre nuevo: “Y el fútbol contò un cuento”.

Apo habla y su vozarrón se impone, no porque grite, sino por su timbre, el espesor de su volumen y la intencionalidad seleccionadora, logran que sus cuentos se conviertan casi en una conversación con nuestros propios cuentos interiores, y uno no recuerda con exactitud los datos exactos de los mismos, pero sí se recuerda con presición la sensación agradable que siempre deja.

Y si no hay espejo que mejor refleje la imagen de las personas que sus palabras, será un regocijo volver a escucharlo, a este grandote, humilde, persistente y genial Alejandro Apo, contandole un cuento de fútbol a Tres Lomas que lo escuchará en silencio exterior y movilización interna, que es lo que genera.

Y quien sabe, quizàs se lleve alguna anècdota mezclada de fútbol y cultura popular. ¿Sabrà Apo que Diego Maradona inaugurò la cancha del Club Deportivo 17 en el año 1977 cuando jugaba en Argentino Juniors?.
Ese es Apo, un tipo que viene a contar y al mismo tiempo un atento observador de las miles y miles de anécdotas que a lo largo de su carrera ha recogido. ¿A quien no le gustaría que Apo cuente un cuento del fútbol de su pueblo?.


El viernes viene con su propia lámpara, a regalarnos su voz y su contenido, a entretenernos inteligentemente, a respetarnos con su cultura y a impregnarse de la nuestra. 

Y los pibes que lo traen también saben esto y lo eligen. Felicitaciones, en la elección, en ella no hay indiferencia, sino compromiso. La elección es un proyecto.

martes, 28 de octubre de 2014

EL "SIMPATICO" RODRIGUEZ LARR...ARFFF





Como esos payasos terrorificos, de pelo hirsuto y dientes afilados, el jefe de gabinete de Macri, el doble apellido Rodriguez Larreta, intentó hacerse el simpático con el público del programa "Los 13 escalones", junto con "los amigos de la juventud" que en vano intentaron salvarlo del papelón consistente en un tipo que quiere agradar y como el payaso del terror, simplemente espanta.

Me contó mi padre, que una vez fueron a Santa Rosa en la Provincia de La Pampa, acompañando al novio que despedía fuerte su soltería. En un bailongo de rompe y raja, un "piringundìn" segùn  mi padre se encuentra con un compañero pampeano, abogado él y peronista. Mi padre comienza  a presentarle a sus amigotes, uno a uno, hasta que llega a uno de doble apellido (tipo Rodriguez Larreta, solo que treslomense).

 El abogado peronista, sin filtro y con algùn caballito blanco de màs, le dice: ¿Vos tenès doble apellido?, a lo que el interrogado contesta afirmativamente. Teodoro-ese era el nombre del amigo- se manda: "Flor de hijo de puta debès ser"..

Me gusta la anècdota, por el contexto en que se dà, a principios de la dècada del 60 y porque sin anacronismos puedo afirmar que las cuestiones de gènero tenìan esa mirada, por lo que lejos de analizarlo con los valores de ahora, lo miro en ese pasado y me da mucha risa.
Rodriguez Larreta, "mamadera", diría María Elena Fuseneco (para mí es su nombre verdadero) en "Relatos Salvajes".

Sigo. Rodriguez Larreta se derretía en mohines que intentaban ser simpàticos y por mas que sus "amigos de la juventud" la remaran en budìn de pan, el pobre jefe de gabinete comenzó como el Titanic a mostrar las rajaduras de un concheto imbancable e histérico, de sonrisa forzada y la sutileza de un mamut en un cajero automático.

La verdad es que no se como les fue, me resultó imbancable y el zapping hizo lo suyo, pero mi pensamiento último fue simbólico: la derecha que en otras oportunidades pudo disimular su propio pensamiento, su escencia, su génesis reaccionaria, estaba reflejada en esa sonrisa tirada con la honda, desagradable, forzada, de abrazos falsificados y de políticas que serán como esos dientes retaceados: un retroceso para el pueblo argentino.

Rodriguez debiera aprender a ser mas genuino, creo que se mostraría mas serio y espontáneo...pero el Larreta lo caga, lo acerca al payaso de ojos saltones y aspecto terrorifico. No hará reir jamás, no provocará empatía, ni con Sofovich, ni con la política.

Que venga el cuco a jugar a la escondida. Yo cuento primero. Me da menos miedo.

jueves, 11 de septiembre de 2014

CRISTINA IMPAGABLE

 


Un placer escuchar a Cristina anoche en la Cena de la Industria desde Tecnópolis. Con una claridad propia del que habla desde el convencimiento y con el condimento discursivo preciso, conmovió en su mensaje de búsqueda de la burguesía nacional entre esos 2900 empresarios que la escuchaban.

En varios pasajes la interpeló, al estilo del primer Perón, mostrando que el estado puede favorecer las condiciones con su intervención, pero que será en definitiva el empresariado quien deba invertir en el circuito virtuoso del mercado interno: valor agregado, buenos salarios, compra de los productos industriales, etc.
Algunas frases fueron memorables y aunque no las recuerdo exactamente intento el sentido que buscó al pronunciarlas.

Una de ellas marcó la cancha entre el final de su gobierno y las políticas de estado. Dijo que a ella le quedan 1 año y algunos meses de gobierno, pero a los que allí estaban presentes, "a ustedes, a sus hijos y a sus nietos" les queda toda la vida, por eso "no se equivoquen, no se dejen engañar, que no les mientan". Me pareció una problematización exacta que toda burguesía que se precie de nacional debe plantearse.

Brillante con los ejemplos de la industria automotriz, las autopartes, YPF, las filminas presentadas incontestables desde donde se las pueda analizar.

Allì, a la luz mesas crepusculares, la presidenta, tenaz como pocos presidentes (en eso se le parece mucho a Peròn) desgranó un discurso sin desperdicios, donde la política siempre estuvo como la gran protagonistas y recién después de otorgar "sentido político", ahondaba en las cuestiones económicas más técnicas y concretas.

Otra cuestión que me pareció de suma importancia fue la invitación a que la oposición polìtica sea de calidad. Un país necesita gobiernos que tengan claridad en lo que buscan y también opositores que hagan lo mismo. Me gustó porque la invitación fue otra vez a la política. Estaba diciendo que la agenda debe ser fijada por quienes aspiran a conducir el país y no por las corporaciones.

En fin, la madre de todas las batallas, puesta en común ante tipos con caras de pocos amigos, pero que en determinados momentos, por la contundencia de lo que escuchaban, por convencimiento o por conveniencia, aplaudían con ganas los conceptos que poco a poco, la presidenta presentaba ante su audiencia.

Una "actuación" dirán los que buscarán siempre en recetas ajenas la solución a nuestros problemas.

Una entrega ejemplar a la causa nacional y popular, hablando sin demagogia, ante quienes tienen el deber, por ser quienes pueden cambiar el rumbo de nuestra historia, los actores sociales y económicos de los tiempos por venir.

El estado estaba allì, la administadora de turno tambièn, luminosa en ideas y figura.

La gran pregunta es si la burguesía nacional estaba allí sentada. Y si estaba...¿se pondrà de piè para profundizar el proyecto?.

Son las dudas que también la gran presidenta tenía anoche. Y comparto sus dudas y tambièn su genial potencia para regalar optimismo. Encrucijada que puede ser señalada, pero cuyos meandros deben ser transitados por los empresarios. Eso les dijo.