domingo, 22 de marzo de 2015

ABEL PINTOS Y LA DECADA GANADA


Domingo 23:02 horas. Mi hijo Mariano con la guitarra y su coro familiar: su mamá y sus cuatro hermanos. “Si todo lo que busco es amor, todo lo que quiero vivir…”, el imbancable de Abel Pintos es cantado a coro.

Mariano me provoca-sabe lo que pienso y siento- diciendo: “Me gusta porque le gusta a la gente”. ¿Y Josè Larralde pienso como antinomia ?. No cambiaría una sola palabra del viejo sentado con su sola guitarra, por todos los saltitos practicados del dueño de “la llave”. Abrirá y cerrará su ciclo con ella, pienso.


Y cantan de lo lindo, faltan los celulares prendidos para que la cocina se convierta en un petit estadio. Y a mi no se me mueve un solo sentimiento de los  que sí laten al compás de cualquier tema de Hugo Jiménez Agüero: “Cerro, cerro de mi patagonia, bien sabés porque, tanto te amo…”. 

Allí hay un pais olvidado, un paisano que lo describe en una de sus regiones mas olvidadas y un paisaje que todo ojo humano que lo observa se siente anonadado. País, paisano, paisaje. Tres palabras que empiezan igual. 

Y escucho ahora a Abel Pintos y siento que tienen razón, que a “la gente” le gusta, pero igual lo pongo bajo el manto de un paraguas protector. Abel no es la década ganada, sino la posibilidad de que muchos puedan pagar la entrada a sus festivales rebalsando de estrofas melosas, exageradamente, como si el amor necesitara de esas cucharadas recargadas de una miel que jamás tira una frase colectiva. 

¿Acaso se pueden cantar canciones de amor en una Argentina que necesita mucho mas del amor colectivo a una causa?. Me quedé atascado en un instante de la vida familiar, pero no pude con mi carácter condenatorio a los temas  chorreantes “nocherescos” o en este caso “abelpintescos”. 

Son individualismo puro,  que solo caerán por su peso de egoismo y allí, en ese mismo instante, la poesía de Larralde ocupará mayor lugar en “la gente”: “No quiero cerrar mi puño, pero mi puño es la libertad”

Hay mas amor en esa frase que en cualquier laberinto de lo que escucho cantar con tanto ahinco. 

Pero debo confesar algo: son mas felices ellos y hasta quizás tengan razón. Los quiero por eso, porque no me dan pelota.

NO SOLO PALABRAS



Y allí fueron los tres integrantes de la comisión hacia la capital de la Provincia de Buenos Aires , a expresarle al gobierno del cual emergería el Peronismo, su preocupación porque un "rico" (así lo llamaban ellos), compraría las 13.500 hectáreas dejando a todas las familias en la calle.

Eran lóbregos los desalojos en esa época, el terrateniente no intervenía, pero sí lo hacía el intermediario, don Francisco Zubillaga, que con diversas tretas non sanctas y muchas otras a los golpes (matones golpeadores cuyos apellidos aún comulgan en las misas de los sábados).

Justo Hernández, Manuel Vicente y Nemesio Alzogaray se presentaron en la dependencia correspondiente de la ciudad de La Plata  y pese a que explicaron que venían del interior de la provincia, de unos 600 km, no fueron atendidos. No obstante la insistencia, la audiencia no se produjo.

Y aquí comenzó a tallar la Federación Agraria Argentina ya que optaron por dirigirse a la ciudad de Buenos Aires y allí se presentaron en la sede central, donde fueron atendidos por el señor David Bril que se desempeñaba en ese tiempo como inspector zonal.

Ante él se despacharon y expusieron el motivo de su visita, sus temores, sus angustias, el miedo a ser desalojados si "La Grande del Sud" fuera vendida en forma particular, tal como indicaban todas las versiones en la zona.

Los dirigentes nacionales de la FAA, después de interiorizarse del tema, aconsejan que vuelvan a la ciudad de La Plata al día siguiente, que se les iba a gestionar la entrevista correspondiente. La cita era a las 8 de la mañana y esta sí se concretó.

Los colonos se sorprendieron por la buena respuesta: entonces se les explicó que la FAA mantenía fluídos contactos con esa dependencia de gobierno y que no necesitaba pedir audiencia, por eso habían logrado la entrevista que resultara fallida un día antes.

La comisión fue acompañada por el propio inspector zonal y allí se elaboró un expediente del problema, que pasó luego al ámbito del Consejo Agrario Nacional, donde la FAA también tenía dirigentes trabajando, entre ellos y muy reconocido, el ingeniero Julio A. Ferrarotti. Este junto al Dr Carlos Alberto Erro y el Secretario de Agricultura, tuvieron activa colaboración en la elaboración de la ley de colonización Nro 12.636.

Comenzaban así, con estos tres colonos arrendatarios de Tres Lomas, los primeros pasos de un proceso que terminaría por impedir la venta particular del lote y afincaría finalmente a 71 colonos a la tierra, convirtiendolos en propietarios.

La gestión de los colonos, junto a su organización gremial y el gobierno que entonces administraba el estado, juntos, hacían realidad la frase popular: "La tierra debe ser del que la trabaja".


LA GRANDE DEL SUD Y LA FEDERACION AGRARIA DE TRES LOMAS




El acto mas claro de posicionamiento polìtico de la Federación Agraria Argentina en Tres Lomas tuvo tres representantes: Justo Hernández, Manuel Vicente y Nemesio Alzogaray (este último presidente de la Federación Agraria Argentina filial Tres Lomas) y los otros dos también miembros de ella.

Explico y sigo. Sigo y explico. Interpretaciones en la lucha por la verdad, compleja trama en los pueblos chicos, donde cada 25 años se publica un libro “color de rosa” y allí aparece-voluntaria o involuntariamente- la historia oficial, carente de conflictos y tensiones, producto del tiempo y cargada al extremo de sentido común.

Cuando los colonos de la estancia “La Grande del Sud” ( perteneciente a Victorino de la Plaza y sus familiares testaferros) aún alquilaban, comenzó a correr entre ellos la noticia que existía una firma, poseedora ya de campos grandes en la zona que tenía sumo interés en adquirir parte de las 13.500 hectáreas ocupadas por ellos en la estancia.

¿El nombre del comprador?. Arnoldo Mazzino. Las versiones se confirmaban, ya que él mismo había recorrido algunos de los lotes, interiorizándose por las tierras y las mejoras. De los colonos que quedarían en la calle, nadie se ocupaba. Esa era la sensación.

En realidad se ocuparon ellos mismos. Es que muchos ya  habían sufrido en carne propia la tristeza de una mudanza para cambiarse de lote, y se imaginaban lo que podía suceder con sus familias en el caso de un desalojo de carácter masivo, que era lo que se les venía encima si la operación de compra-venta se realizaba.

Comenzaron a gestionar entre ellos una salida a la situación creada por el que denominaron “efecto Mazzino” que motivó las acciones inmediatas.

Se consultaron entre todos los arrendatarios del lugar con una mezcla de sensaciones. Existía temor, pero también coraje, había dudas pero también decisión. El movimiento surgió de sus bases, gestado allí, en la fragua misma, en la necesidad concreta de encontrar una salida para una situación futura no deseada, como era la de tener que abandonar las tierras donde hacía años trabajaban y sin un horizonte cierto.

Se convocó una reunión en la casa del colono Justo Hernández, donde se discutieron las acciones a seguir y como respuesta surgió que era conveniente formar una comisión que viajara a la ciudad de La Plata para presentarse ante el Instituto Autárquico, forma provincial que tomaba el Consejo Agrario Nacional que Perón había revitalizado.

La comisión se formó. Los colonos elegidos fueron los colonos-arrendatarios Justo Hernández, Manuel Vicente y Nemesio Alzogaray.


¿Qué pasó?. En un rato cuento el resto.

LA FEDERACION AGRARIA EN TRES LOMAS: "COMPAÑEROS"


Unidos y Organizados La Pampa: julio 2012
unidosyorganizadoslapampa.blogspot.com780 × 442Buscar por imágenes
Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO); Corriente Peronista Descamisados; Frente Transversal Nacional y Popular; JP de los '70; Kolina; La Cámpora; ...
Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor.Enviar comentarios


Trece años despuès de la Huelga de Alcorta, se funda la seccional Tres Lomas un 17 de Julio de 1927. El "Album de Pellegrini 1930/31" lo relata asì: "Fue fundada debido al entusiasmo de unos cuantos agricultores inteligentes que, dándose cuenta que nada puede hacer el esfuerzo aislado del hombre para la conquista de los ideales de bienestar común, resolvieron agremiarse siguiendo el saludable ejemplo de poblaciones donde, como en Tres Lomas, prevalece el esfuerzo del labrador de la tierra y le da vida y comercio, propendiendo de esa forma al progreso general de las poblaciones".

En cuanto a los socios fundadores, fueron un total de 28, de los cuales el núcleo mas importante pertenecía a la Colonia "La Grande del Sud", expropiada años mas tarde por el Peronismo, en lotes que contemplaban la unidad económica, dada en propiedad previo concurso de selección. Hoy conocida como "Colonia 17..."

De hecho fue un chacarero arrendatario de "La Grande del Sud" quien presidía la reciente seccional treslomense, el señor Nemesio Alzogaray, habiendo recibido en su mandato la visita del presidente de la FAA a nivel nacional, el gringo Esteban Piascenza.

A partir de ese año, se funda también el Centro Juvenil Agrario  "General Ignacio Rivas". No solamente se tomaba contacto directo con las máximas autoridades de la federación, sino que se sembraba la semilla de jóvenes dirigentes a través de un centro juvenil que albergaba actividades deportivas, sociales, culturales, educativas y por supuesto gremiales.

A lo largo de su actuación la seccional Tres Lomas de la FAA dejó muy clara su preocupación por el tema de la colonización de tierras en propiedad, aunque es evidente que su mayor participación y protagonismo en ese sentido abarcó desde 1944 hasta 1955, es decir, durante la formación y posterior consolidación del Peronismo en la Argentina.

Si uno observa el libro de actas de la filial local, se constatan asambleas con 29, 30, 42, 55 y más socios, lo que de acuerdo a un padrón de 130 asociados, constituían un porcentaje importante. De la lectura de las actas, se desprende que la vida política de los años peronistas, coincide con los de mayor pujanza y claridad de la sede local de FAA. Un dato anecdótico, desde 1948 y hasta pasado el 55, era común utilizar la palabra "compañero" en todas las reuniones. Después del 55 la palabra "señor" reemplazó a la otra con una connotación tan marcada.

La gran participación tenía objetivos claros: Por un lado bajar los precios de arriendo y por el otro conseguir tierra en propiedad.

A tal fin y a  los efectos de tratar de conseguir mayor número de socios, la Asamblea resuelve nombrar varias comisiones proselitistas, dividiendo para ello el sector agrario treslomense de acuerdo a las colonias existentes, quedando conformadas un total de 5 comisiones para 5 colonias.

Los encargados para cada sector fueron los siguientes, todos apellidos reconocibles en el Tres Lomas de hoy:

- Colonia La Grande del Sud: Lucas González, Fernando Seisdedos, Arcadio Martín y José Feito Fernández.

- Colonia La Marconi: Angel Rossetti, Segundo Bigliani, Narciso Bigliani y Angel A. Rimoldi.

- Colonia Vecino: Angel Crespo

- Colonia Moreno: José A. Lagarrique

- Colonia Las Adelas: Nicolás Sánchez y José Entel.

El trabajo surtió efecto y el número de socios creció, pero no solamente por la acción proselitista planificada localmente, sino por una realidad que indicaba día a día  la necesidad de agruparse para presionar por mejores condiciones de vida. En frente como siempre fue y será, estaban los que se oponían: los estancieros que se beneficiaban con el arriendo para vivir de rentas.

Insisto una y mil veces. La historia siempre tiene valor en el presente y en el futuro. Dejarla allá lejos, solo nos confunde en las decisiones que se toman.

sábado, 21 de marzo de 2015

FEDERACION AGRARIA ARGENTINA: ENCONTRANDO EL CAMINO




Me alegra mucho la articulación lograda entre el gobierno nacional y el gremio de los pequeños y medianos propietarios argentinos, la Federación Agraria Argentina.

Surgida en 1912, producto de no haber existido en nuestro país una colonización de tierras en propiedad, organizada y proyectada en el tiempo por el estado nacional. Al contrario, ese estado privilegió el reparto indiscriminado entre las familias oligárquicas y los militares autores de la sanguinaria  “Campaña al Desierto”.

De forma tal, que las grandes oleadas de inmigrantes, pese a ser los artífices del impresionante aumento de la producción de crereales, no lograron ser propietarios de la tierra que trabajaban.

Arturo Jauretche, en “El medio pelo…” avanza sobre el tema ironicamente diciendo que la única reforma agraria que aquí existió la hicieron los modistos y joyeros de París, dando cuenta de los habituales derroches de fortunas en Europa por parte de esa misma oligarquía terrateniente.

En 1912, la caldera estalla y se produce una gran huelga agraria que se expandió por el norte y oeste de la Provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba y Santa Fé, este de La Pampa, Sur de Entre Ríos y San Luis, precisamente la zona cerealera mas rica, donde la injusticia, casi como una burla, cobraba sus rasgos mas crueles.
Arrendamientos cuyo precio alcanzaba el 55 % de lo producido sumian al agricultor arrendatarios en la mas miserable de las existencias mientras todos los otros participantes del negocio-terratenientes, mayoristas, cerealistas, consignatarios y amanuenses alcahuetes diversos- se enriquecían con su trabajo.
Mi pueblo Tres Lomas-como tantos otros- se construyó así.

Esa huelga fue un estado de protesta contra el régimen inmediato que tenían por delante. Precisamente el arrendamiento, herramienta legal de la propiedad terrateniente estaba puesto en discusión en términos hasta el momento desconocidos.

Emergía un estado de insatisfacción evidente. Ningún banco otorgaba créditos al chacerero que arrendaba y ante cualquier eventualidad que requiriera dinero no tenía otra salida que concurrir a la casa de Ramos Generales para que esta intercediera “de favor” ante el gerente del banco o directamente le diera un préstamo que llegado el momento cobraría con intereses usurarios. Nada nuevo bajo el sol de un país pensado para pocos.

Es decir que en 1912, la discusión no pasó por la tenencia de la tierra, ni por la reforma agraria, sino por quien se apropiaba de la renta que hasta el momento se embolsaban los terratenientes que como todos ellos ven una pala y se asustan.

La rebaja de los arrendamientos se traducía en el traslado de esa suma de dinero al bolsillo de los chacareros, con todo lo que esto significaba en la economía de un pueblo rural, ya que esa ganancia si quedaba en los bolsillos chacareros, la gastaba aquí nomás, dándole vida a toda una región, generando población y desarrollo. Los estancieros solo para el bolsillo y a comprar a Buenos Aires y gastar en Europa.

Basta leer contratos de la época en Tres Lomas. Me detengo solo en un artículo que puede ser considerado anecdótico pero que muestra el estado de sometimiento. Articulo 10 de un contrato de arrendamiento en Tres Lomas : “El señor…no podrá tener mas de cuatro cerdos, de los cuales entregará al dueño de la tierra, uno anualmente del peso de ciento veinte kilos mas o menos en el mes de junio, a elegir de entre los cuatro”. ¡Que hijos de puta¡

¿Qué hizo la Sociedad Rural cuando los chacareros con epicentro en el pueblo santafesino de Alcorta declararon la huelga en plena cosecha de maíz?. Pues lo que siempre hacen, decidieron el trato “en forma individual”, con el objetivo de romper con el principio de unidad que toda huelga supone y que los chacareros habían aceitado a un mes de comenzado el conflicto, con un abogado y un cura de apellido Netri a su favor.

Los arrendamientos finalmente se fijaron en un 28 %, pero no es este el mayor de sus logros, sino el de haber fundado su organización gremial: la FAA.

Esta FAA, en el 2008, renegó de sus principios y quedó atrapada en las redes de la estrategia de la Sociedad Rural Argentina. Y en los pueblos como Tres Lomas, se divirtió con chacareros que habían recibido el campo en un gobierno Peronista, con plena intervención del estado, pero que ahora veían mal que lo hiciera para beneficiar a otros. Tipico caso de colonización pedagógica, cabeza en intereses ajenos.

 Del otro lado, alguien que pelee por tus propios intereses concentrados, desde una posición que confunde. ¿Qué mas podían pedir los poderes hegemónicos concentrados del “campo” Argentino?.


Se me fue el artículo. Mañana me estaré refiriendo a como impactó este tema en Tres Lomas, como se creo la Federación Agraria, que estratégicas y acciones planteó. Y si los colonizados de hoy, quieren enterarse de las lecciones de la historia, tendrán su oportunidad. Mientras tanto les gusta ser franeleados por aquellos que en su momento los explotaron y que hoy les soban el lomo, pero que jamás los invitarían a un cumpleaños.