sábado, 4 de septiembre de 2010

"SIN ARRIESGAR NADA"










El pequeño propietario había alquilado 200 hectáreas por segundo año consecutivo a un pool de siembra. Se vino a vivir al pueblo donde tenía una casita.

Me dijo muy suelto de cuerpo: "Nunca me he dado la vida que me doy ahora, alquilé a $800 la hectárea por año, sacá la cuenta, me quedan $13.500 por mes para vivir..."y agregaba , casi como un logro extra: "Y sin arriesgar nada".


Luego me contaba su vida a partir de esa desición de alquilar: "A la mañana me levanto tipo 10 horas, miro un rato de Animal Planet que me gusta y cuando quiero acordar ya está la comida, después de comer me voy al club, juego unos mus...por poca plata, vuelvo a casa a matear con la vieja, a la tarde voy al taller de un amigo que le gusta el Turismo Carretera y charlamos de fierros un rato mientras él trabaja, después unos partidos de bochas..."etc, etc.


Le pregunté si se podía acostumbrar a esta nueva vida, después de años de abuelos y padres chacareros y la respuesta fue contundente desde su análisis: "Mirá, durante todos los gobiernos en algún momento la pasabamos mal, ahora, alquilando el campo me cambió la vida, sin arriesgar nada".


Historias como esta hay en todos lados y son producto del contexto actual. Se ha consolidado en nuestro país- mas allá de los cruces Mesa de Enlace- Gobierno- y especialmente en la Pampa Húmeda un crecimiento significativo de la agricultura por sobre las demás actividades y la soja transgénica ha sido la gran vedete.


Entre los Censos Agropecuarios 1988/2002 desaparecieron por venta de sus propiedades, mas de 100.000 pequeños propietarios, en tanto hoy, vía alquiler del predio, lo está haciendo otro importante porcentaje a manos de los pools o grandes propietarios, quedando en el camino los arrendatarios pequeños y los trabajadores rurales. La categoría chacarero, parece estar condenada a su desaparición.


La siembra de soja produce una reducción muy importante en el número de tareas necesarias para el desarrollo del cultivo, una importante disminución de la mano de obra, incluyendo fundamentalmente a operadores tradicionales de maquinaria agrícola, tractoristas, personal para su mantenimiento, talleres y herrerias, así como otros trabajadores que controlaban malezas en forma mecánica, arreglaban molinos y aguadas, hacían alambrados o trabajaban en los rodeos de hacienda a campo.


El resultado de estas reformas significó para el sector agropecuario un camino paradójico. Por una parte casi triplicó la producción y exportación de granos, pero por otra, generó una mayor concentración de la estructura agraria ( y la sigue generando) a partir de un vertiginoso proceso de expulsión de pequeños propietarios (como el de la historia del comienzo)


Como resultado de estos procoesos, el llamado CAMPO, quedó reducido sólo a lo productivo, la gente que vive o que vivía en él parece que ya no cuenta. Ese espacio rural, lleno de chacareros y sus familias ha sido vaciado, esos actores ya no están. El desierto verde, tan anunciado, hoy se puede ver en nuestra zona.


Esa estructura que dinamizaba colonias, parajes y pueblos enteros, ya no está, como tampoco están sus instituciones mas queridas: Cooperativas y clubes, en tanto las escuelitas rurales languidecen en su escasa matrícula.


La aparición de estos nuevos y potentes actores económicos como los pools de siembra, sean estos locales, regionales o extranjeros (no importa) han provocado una presión adicional muy fuerte sobre el mercado de tierras en arrendamiento, elevando los precios, haciendo que solo los mas fuertes (como en la ley de la selva), puedan acceder a la tierra.


Y vuelvo en el final al chacarero que me contaba, ese que repetía con orgullo su negocio de vivir del ocio y de la renta, esta idea de "NO ARRIESGAR NADA".


Y se podría responder que en realidad arriesga mucho. Arriesga la tierra, sometida al trato siempre arbitrario del pool o del gran productor, porque jamás harán las rotaciones adecuadas, porque se rigen por el sagrado principio del "MINIMO TIEMPO, MAXIMA GANANCIA".

Arriesgan la organización interna de su chacra, porque la casa rapidamente se convierte en tapera, los molinos ya no importan (basta que quede uno para echar agua al fumigador), las aguadas se tapan, los caños se rompen, los alambrados se caen.


Pero fundamentalmente, está arriesgando lo mas importante: lo que sus abuelos y padres jamás arriesgaron, esto es la mentalidad productiva, la idea de trabajo y esfuerzo como forma de ganarse la vida. Lo que antes hacían los estancieros de la generación del 80 (vivir de rentas sin arriesgar nada ) hoy se repite tristemente entre los pequeños, sin advertir, estos últimos, que esta comodidad aparente de hoy, esta actitud rentística, tendrá el mas caro de los precios: DESPUES DE ESTO, NO SERA FACIL VOLVER, porque ya la derrota sera cultural.
Quizás quede como único camino, la venta del lote... Los grandes lo saben.

18 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Muuuy bueno. Yo lo llamo el "clientelismo" de los pequeños propietarios, que ya pierden el tren definitivamente. Y se pierden generaciones de conocimiento empírico de la agricultura.
Aunque quisieran ya no pueden volver.

manuel el coronel dijo...

que pedazo de post compañero. Haré lo propio divulgando el link del mismo desde mi espacio, pues va aen consonacia con lo que venimos promulgando con Antonio

Mi general, cuanto vales dijo...

Felicitaciones Guillermo. No me puedo identificar porque no quiero problemas, pero tu descripción sobre lo que está pasando en nuestro distrito está bárbara. ¿Cuántas hectáreas tiene el pul Morero Semillas y Cereales? ¿Y el pul Gabarini? ¿Cuántos de los chacareros se quedaron ya en el camino? No vuelven ni en pedo, aunque quisieran no pueden. Felicitaciones otra vez.

Javier dijo...

Y hay que agregar el peligro en relacion a la salud de los habitantes que viven cerca de los terrenos dedicados a la soja y otros cultivos , por el uso cada dia mas intensivo de agrotoxicos , la verdad es mas seguro vivir en las ciudades lejos de los campos cada dia mas rociados de veneno que aspiran todos los habitantes . Viva el modelo sojero impuesto por Monsanto y syngenta , el futuro desierto verde la Argentina o de la Republica Unida de la Soja

Un abrazo

sin dioses dijo...

Más claro imposible, faltó aclarar que estos sectores son los que salieron a quejarse con la 125.

Gerardo Fernández dijo...

Cuando hablamos de lo bueno que sería que tuvieras un blog te dije que podrías hacer un gran aporte hablando de estos ¿Te acordás? Bueno. Lo ratifico.
Estos post son necesarios, no se consiguen en otro lado. Se necesita dar la lucha de ideas contra la Mesa de Enlace desde su territorio, desde los pueblos, con ejemplos puntuales como este que te sirve para desarrollar el post, refutando una a una las falacias que su "discurso único" transforma en verdad.
Un abrazo

Ignacio A dijo...

muy bueno che..

chacarero especie en extincion dijo...

urstun gran tema el de los chacareros que desaparecen, recuerdo hace ya unos 20 años los asesores agronomos de CREA decian que habia que tener "escala" que el que no lograba escala no iba a poder seguir en el sistema, que era la escala? algo asi: con 100 vacas te fundis hay que tener 1000 con 50 has de fina y 50 has de gruesa no cambias una herramienta hay que tenero 500 y 500 o lo mas que se pueda, la ESCALA hace que se minimizen los gastos, compras mejor y vendes mejor y a su vez la rentabilidad se iba a ir achicando, en la decada del 80 un chacarero arrimaba 2 animales por mes a la feria de sardon y vivia, cocechaba 20 has de trigo y cambiaba la camioneta, en la rural de tres lomas del 80 Gigi vendio 13 sembradoras monotolva gherardi y entre los compradores habia chacareros de 100 has, hoy para sembrar como se siembra ahora con toda la tecnologia una sembradora la compra el que siembra 1000 has como minimo sino no la amortizas jamas, algunos chacareros lograron escala, los menos, algunos lo quisieron hacer con creditos al 18% anual en la decad del 90 con dolar uno a uno, despues tuvieron que vender el capital de trabajo para pagar el banco y suerte a la pesificacion de duhalde sino perdian el campo, hoy el que no logro escala se vio obligado a alquilar por que "NO PUEDE CORRER RIESGOS" POR QUE NO TIENE ESCALA.Menen en el 90 dijo una gran verdad: "el productor chico no puede producir mas trigo y carne vacuna, tiene que buscar nichos de produccion con mayor rentabilidad, decia : lo que sucedio en la decada del 60 en EEUU que desaparecieron 1 millon de productores lo mismo va a pasar en la argentina de los proximos años, tenia razon habia que producir arandanos, conejos, etc. etc. pero se necesitaban primero armar los mercados y eso es funcion del estado,no se hizo, pero es indudable que el camino para que el chacarero no desapareciera era el no producir productos tradicionales, hoy la salvacion para ese productor es el pool si no tiene que vender el campo, lo sacaron del sistema ya no puede volver, se necesita un cambio muy grande de politica agropecuaria con creditos y asesoramientos de parte del estado, que vuelvan las cooperativas, quevuelvan los grupos cambio rural, que vuelva la escuela agropecuaria... creo que ya es demasiado tare para todo esto

Anónimo dijo...

¿uds piensan que ese proceso tiene vuelta atras? ¿qué ese tipo va querer volver a trabajar su chacra? si el sueño de muchos argentinos es vivir de rentas. Esos tipos no vuelven. Por comodidad y por ecuación económica: en 200 ha no pueden bancar la siembra de soja y cualquier otro emprendimiento (agricultura orgánica) es incompatible con vecinos que rocian glifosato.
Es un progreso que no se puede parar con una ley que limite los arrendamientos.

Claudio Adema dijo...

Muy bueno Grillo. Una radiografía perfecta de la actualidad agropecuaria nacional. Cuando en el comienzo de la década del 90 te acompañaba a recorrer algunas escuelas rurales analizando las causas del exodo agropecuario, ya hacías docencia hablando de estos temas y algunos te trataban de loco ¿te acordas?. Gracias por compartir tu mirada (siempre clara) con todos quienes te leemos.

Mariano T. dijo...

800 dólares?
Son 30 quintales de soja.
Hasta ahora había escuchado hablar de 20, y hasta 22-
Yo, que lo veo del otro lado, si encima del alquiler hay que poner 8 quintales más de gastos, más el flete y gastos comerciales de toda la cosecha(incluyendo los 30 del alquiler), me da que con el altísimo rinde de 45 quintales tengo 9% de ganancia, y corriendo todo el riesgo. Hay que ser medio loco para pagar eso. Un año malo en la mejor zona (25 quintales) te da una pérdida del 40%.
O te mintió, o encontró un inquilino chiflado.

Mariano T. dijo...

Otra consideración: Concuerdo con algunos comentrios. Es un futuro ex productor si no recupera el campo en un año o dos.
Cuando lo gana la aversión al riesgo, que es lo que le sobra al loco que le alquila, deja de ser empresario. Y el agricultor es el empresario más proclive al riesgo.

Guillermo Donari dijo...

Mariano T: No son 800 dólares Mariano, son pesos (así lo digo en la nota). Esto es el oeste arenoso, zona limítrofe con la provincia de La Pampa.
Y no hablo solo de "aversión al riesgo", sino de toda una forma de vida en nuestra zona. Eso es lo que se quiebra, no sólo una cuestión empresarial, sino una vinculada a otro sentimiento por la tierra y la forma de vincularse con ella.

Mariano T. dijo...

Perdón. Había leído mal.
Con 200 hectáreas en esa zona si la querés cultivar vos tenés que usar contratistas, es irracional tener maquinaria propia.
El tema "riesgo" tiene sentido porque con una mala cosecha en 200 hectáreas en el oeste arenoso (que es bastante frecuente) no sacás ni para comer todo el año y volver a sembrar.
Tiene pocas opciones el flaco.

eapc dijo...

Guillermo,

Muy bueno el énfasis que ponés sobre el aspecto cultural y el camino sin futuro que esto representa.
Aporto lo que escribió el amigo Monenegro sobre los efectos ecológicos y sociales que también implica todo esto :

http://caraocruz123.blogspot.com/2010/08/los-desempleados-gringos-y-la-diaspora.html

Me parece un buen complemento de lo tuyo.

Saludos,
Eduardo

Mariano T. dijo...

Leí lo de Montenegro, me parece una idiotez.
Lo que hay que entender que de acuerdo a nuestra población, en la Argentina sobran 30 millones de hectáreas. Si mañana en una guerra nos bloquearan la salida de los puertos, habría que abandonarlas.
Para que esas hectáreas se cultiven, hay que estar insertos en el mercado mundial. Y eso implica eficiencia.
No le des más vueltas.

Guillermo Donari dijo...

Mariano T: ¿Y quien habla de no estar "insertos en el mercado mundial"?. Siempre lo estuvimos. Lo que hay que discutir es con que modelo agropecuario cultivamos esas hectáreas, con el de agronegocios (agricultura industrial) o con el de la agricultura familiar (que no significa que no queden saldos exportables muy jugosos). O quizás, los "versus" sean ya inconducentes y ambas cuestiones puedan convivir, pero hoy no lo están haciendo, la tendencia se acentúa a favor de los pooles y los productores mas favorecidos.

amateurista dijo...

Este chacarerito de cuarta me quiere enseñar a mi lo que es especular?
Nestor Kirchner