domingo, 7 de diciembre de 2008

INVITADO AL BLOG: IÑAKI CARRERA:"ESO ES EMBARRAR LA CANCHA"







A continuación escribe como invitado al blog Iñaki Carrera, un jòven que viviò entre nosotros muchos años y que ahora està radicado en la ciudad de La Plata. Su nota muestra una reflexiòn profunda acerca de la problemàtica de los “desaparecidos”, vinculandola como corresponde con el modelo econòmico que necesitò de esa metodología para ser impuesto en nuestro paìs. En ese marco, analiza la militancia de los 70 y rompe desde allì-con una frase simple y popular-los argumentos del oficialismo treslomense: ESO ES EMBARRAR LA CANCHA

Iñaki titula a su nota:


QUE FEO CUANDO EL TUERTO SE HACE REY

La semana pasada leì la solicitada que el Radicalismo Treslomense publicò en “La Prensita” a raìz de otra solicitada el Peronismo local, que no tuve oportunidad de leer, pero cuyo motivo era repudiar la decisión del bloque de concejales radicales de no aceptar los nombres de Carlos Corona y Hugo Medrano para una plaza y una calle del pueblo. No es lo primero que escuchaba acerca de la polèmica en cuestión; sin saber muy bien los motivos expuestos para esa decisión, los nombres generalizadores de “Plaza de la Democracia” y “Uniòn Nacional” para esos espacios me chocaron bastante.
Cuando leì las explicaciones y la dichosa solicitada del radicalismo me indignè. No es que me parezca TAN trascendente el nombre de una calle. Lo que me indigna es el nivel de distorsión y sordera y negaciòn ante los cuestionamientos desde el que se habla. Si no querìan esos nombres y sì otros, pues bien ¿què puede tener de malo?, el asunto es que los nombres propuestos y los argumentos dados esconden (bah, si la intenciòn es esconder, esconden bastante mal), una cantidad de consideraciones sobre el asunto realmente delicados, que conviene desmenuzar con cuidado. Cuando leì la solicitada me encontraba con otras personas de Tres Lomas; ahì nomàs surgiò un debate interesante, espontàneo, que en realidad terminò abarcando la cuestión de los partidos polìticos, la representatividad, etc.
A raìz de ese debate me decidì a escribir algo, porque tenìa indignación y porque me parecìa oportuno abrir el debate. Ojalà sirva para que otras personas tambièn se animen y escriban.

Empecemos entonces:

Es realmente difícil dialogar siquiera con la solicitada del radicalismo treslomense; contestarle es una tarea complejisima, habrìa que tomar punto por punto, citar cada tramo y analizarlo. Cada palabra ofrece un sinnúmero de especulaciones que se pueden hacer.
No entiendo porque tanto esfuerzo en desacreditar el reclamo y las crìticas del peronismo diciendo que no queda claro desde que peronismo se hacen los cuestionamientos; si del de Montoneros , desde el Peròn que los echò del acto, del que saqueò el estado enlos 90; el de fuerte presencia estatal de los orìgenes…etc , etc. El peronismo fue, es y serà un movimiento lleno de contradicciones.¿¿¿Y eso que tiene que ver???. Eso no hace menos desaparecidos a los desaparecidos; no hace menos terrorismo de estado al terrorismo de estado; no hace menos militantes a los militantes; no hace menos injustas y criminales a las injustas y criminales persecuciones y torturas; nohace menos parte de la historia de Tres Lomas a Medrano y Corona. ESO ES EMBARRAR LA CANCHA. Hablan de la militancia de los 70 como si fueran criminales a sueldo. Destilan por doquier teoría de los dos demonios.
No cabe duda que el espìritu y la exacerbación de la època llevò a cometer numerosos errores, pero eso no los pone (a los desaparecidos y militantes de los 70) en el mismo lugar que el gobierno militar.
Analizar las cosas de ese modo (digamos, sostener que el problema es que carecìamos de “UNION NACIONAL” ¡Dios mìo¡) es olvidarse de que los militares defendìan intereses concretos cuyos efectos ya conocemos bien; y que para defenderlos utilizaron medios aberantes, y es olvidarse que los militantes desaparecidos y los que aùn estàn con nosotros, defendìan otros intereses bien distintos. Por otro lado, pretender que lo ùnico que quisieron aquellos grupos (llamese F.A.R, E.R.P, Montoneros, etc) fue tomar el poder por las armas, es ser necios, ciegos, mentirosos, tramposos , conservadores (en el sentido de querer conservar las clases sociales y el estado de cosas) y perversos.
Yo no sè si es que tienen la idea de que Corona y Medrano se la pasaban matando gente, secuestrando o tirando tiros. Pues no, la militancia de los 70 tenìa otros objetivos. Hubo sectores màs radicalizados que otros, hubo un momento en que las decisiones de algunos dirigentes (sobre todo de la cùpula de montoneros y su estrategia de “agudizar las contradicciones”, yendo mas al frente, radicalizando màs la lucha armada) precipitaron las cosas, en una clara muestra de verticalismo y falta de visiòn; pero de ninguna manera eso iguala a los militantes desaparecidos con las fuerzas militares del Ejèrcito Argentino. Lo que ustedes dicen es no reconocer que hubo una base militar en Panamà, preparando y formando durante dècadas a militares de toda Amèrica Latina para perseguir y torturar al “enemigo interno” que se estaba gestando; es no reconocer que esos desaparecidos eran personas capaces de jugarse por entero por un ideal que tenìa que ver con un paìs mas justo, menos sometido; es no reconocer que o que se destruyò y se pretendiò arrancar de raìz durante la ùltima dictadura militar fue precisamente esa convicción y esa conciencia; es no reconocer que las desapariciones forzadas del gobierno militar, respondian a intereses saqueadores extranjeros; es no reconocer que habìa, que hay, cosas por las que luchar. Y LO PEOR DE TODO, ES SUGERIR QUE HAY UNA CIERTA JUSTICIA EN HACER DESAPARECER PERSONAS POR MILITAR, LUCHAR O TOMAR LAS ARMAS.
Esas personas eran civiles. Y un aparato armado por el estado planteò y ejecutò un plan para matarlos en la clandestinidad. De no OLVIDAR estas cosas se trataba el homenaje propuesto, no de reivindicar la lucha armada por sì misma, como sugieren. De ahì la metáfora de “volverlos a aparecer”, se trata de hacerlos presentes, de nombrarlos, de reconocerlos como parte de nuestra historia, porque nos los arrancaron de un garrotazo, bajo el silencio y el terror mas impunes.
A veces me da la sensación de que creyeron que podìan hacer la revoluciòn jugando a las escondidas cuando habìa un aparato entero preparado para aniquilarlos. Peronada de eso me hace ponerlos en el banquillo de los acusados (sobre todo si lo que se les acusa es de conspirar contra la “UNION NACIONAL” como si hubiese una armonìa intrìnseca que estos mocosos vinieron a romper).

Pero si de embarrar la cancha se trata, tambien al radicalismo se le puede embarrar.

Yo podrìa preguntar: ¿desde que radicalismo se hace esta solicitada? ¿Desde el de Yrigoyen que fue llevado en andas en la asunciòn de su primer gobierno o del que mandò reprimir en la Semana Tràgica? ¿Desde el de Alfonsìn? ¿Pero del que forjo el juicio a las Juntas Militares (mmm permìtaseme un guiño, desde èste seguro que no la hacen) o del que sancionò las leyes de Obediencia Debida y Punto Final? ¿Del de Frondizi? ¿Pero cuàl? ¿El de las medidas de corte progresista o el de la anulaciòn de los comicios cuando perdiò las elecciones con el peronismo proscripto? ¿Hace falta que nombre todavía a De la Rua? . En todas partes se cuecen habas muchachos, la respuesta a estas preguntas serìa la misma que en el caso anterior: ¡¿Todo esto que tiene que ver?¡. Lo que cuenta es que la resoluciòn que tomaron los concejales del bloque radical al no aceptar esos nombres, pero sobretodo al ponerles la mamarrachada que le pusieron a esos espacios pùblicos; no tiene que ver ni remotamente de pedo, con una “memoria total” en vez de parcial, sino con una visiòn retorcida y distorsionada de la historia màs sanguinaria y reciente de la que podemos dar cuenta todos nosotros. ESO ES LO QUE INDIGNA, ESO ES LO QUE SE LES CUESTIONA. NO SE VAYAN POR LAS RAMAS.

Me gustarìa finalmente dos cosas. La primera es que no soy peronista. Me veo en la obligación porque todo esto se presta a nuevos “embarramientos” de cancha. Yo como casi toda mi generaciòn, somos hijos de la contradicción. No nos queda mucho màrgen a creer en un movimiento como el peronista, ni en la mìstica figura de Peròn; nos queda menos màrgen todavía a creer en el radicalismo (aunque esto no es una cuestión generacional, sino Nacional), nos queda poco màrgen, en general, a creer en cualquier partido polìtico. Se trata de dònde nos ha puesto al historia. Sabemos perfectamente que no hay tantas diferencias entre unos y otros, somos hijos de las decepciones, mentiras y fracasos de la polìtica partidaria argentina, y sabemos que no hay partido que pueda conseguir ni concebir un cambio profundo hoy en dìa. ¿Què sentido tiene nacer cuando nos tocò nacer, sino el de ser crìticos con todo ese pasado, hoy, después de tanto saqueo, desaparecidos y telenovela polìtica?
La segunda aclaraciòn tiene que ver con la firma de la solicitada. He hablado del “radicalismo treslomense”, porque asì va firmada, pero me permito dudar que la opinión general detràs de esas palabras sea tan homogènea. No es que esperara grandes discusiones, ni diferencias, pero de alguna manera me alarma y me sorprende no escucharlas. Me encantarìa, oìr las voces de algunas personas que conozco diciendo lo que piensan. Después de todo, no deja de ser doloroso y feo de ver, cuando el tuerto se hace rey.

1 comentario:

Iñaki Carrera dijo...

Hola Grillo, como estas? quería pedirte un favor: si se puede cambiar el nombre de la nota, el asunto es el siguiente: cundo la envié por mail me olvidé de mandar tambien el título. De FM amanecer me pidieron que les diga cual era, porque si no ellos tendrían que ponerle uno. El tema es que yo me mudé y anduve con numerosas cosas etstos días y no pude revisar mi casilla ni chusmear las páginas web para contestarles y salió así publicada. El título es ni mas ni menos que "Eso es embarrar la cancha". te agradecería el cambio.
saludos
Iñaki