martes, 30 de diciembre de 2008

UN FIN DE AÑO POLITIZADO."MIS DESEOS"




Es fin de año y la tentaciòn por deslizar cuestiones relacionadas con el amor y la paz nos gana la conciencia.
Sin embargo, dirè otra cosa; lo que siento, lo que no sè si està bien decir. Dirè lo “políticamente incorrecto” e intentarè superar la visiòn individualista que en las fiestas nos plantea el balance personal , para despedir un año muy politizado en su final y que termina mucho mejor de lo que parece: con nerviosismos a flor de piel que intentan disimularse con discursos tranquilizadores y nuevos actores, con mejores niveles de politizaciòn, propios de quienes saben que pueden hacerse las cosas mucho mejor y trabajan para lograrlo.

Quiero un año donde afrontemos con coraje y sin miedos que nos paralicen la vida polìtica, y que nuestra voluntad de cambio pueda expresarse con claridad , sin disimulos ni hipocresías, a favor de lo que cree la mayorìa y en contra de quien corresponda.

Quiero que saltemos el muro que impide el desarrollo como pueblo , casi como si fuera un peldaño, es esa la altura que tiene, ni un centímetro màs, olvidando los años grises recientemente vividos, superando la cultura del temor, la mediocridad y la obsecuencia.


Quiero un pueblo audaz y osado y ser parte de èl, vencedor de presiones, corajudo en su acciòn.
Quiero que la fè nos impulse hacia adelante, sorteando los fosos que apareceràn y burlando las trampas que acechantes ya pergeña el letrado.


Quiero que miremos al miedo de frente y que tengamos la confianza para enfrentarnos al poder, haciendo lo que creemos somos incapaces de lograr. Cambiar la historia.
Quiero que podamos clarificarnos en lo que verdaderamente deseamos y “actuar” permanentemente, en lugar de simplemente reaccionar cuando el zapato aprieta.

Quiero que-perdòn el lugar comùn- tengamos el valor de saber lo que queremos , decir lo que pensamos y hacer lo que decimos. Lejos de lo vivido actualmente, es màs, desafiando el mandato implìcito de sumisión impuesto en la actualidad.


Quiero que cosechemos amor, paz y felicidad, por supuesto, pero con el convencimiento, que en el Tres Lomas de hoy, esto significa tener que ir a cortar estas “flores” al borde de un precipicio. Quiero que lo logremos sin caernos, sin perdernos en el intento, sin confusiones.

Quiero que la hipocresía no gane la batalla porque nos hace desconfiados, que la justicia no se confunda con el clientelismo polìtico, que la deslealtad no nos deje sin principios.


Quiero el frigorìfico abierto sin trampas, con trabajadores organizados que defiendan sus derechos. Quiero justicia para “Pocho” Farìas y sus marchas llenas si no la hubiera, quiero jóvenes movilizados sin paternalismos, quiero un proyecto superador para Tres Lomas.

Quiero que nos plantemos sòlidos, sin temor a ofender al desleal, porque si no lo hacemos nada de lo que construyamos serà honesto.

Quiero que confiemos en el poder de la unidad, no la de todos, sino la de los suficientes y que dejemos en offside al “pìcaro” que porque conoce su oficio, lleva disfraz de bueno y transparente. Quiero que caigan las caretas y se vean las “fealdades” polìticas que ya se huelen y se intuyen.


Quiero y prefiero honestos tambaleantes a obsecuentes erguidos, quiero que cada uno se sienta poderoso para hacer, que es lo mismo que decir dueño de si mismo.
Quiero que el gobierno que tengamos haga felices a la mayorìa de los que viven bajo èl y logre atraer y seducir a los que “viven lejos”. La antìtesis de lo que pasa. Eso quiero.


Quiero que seamos concientes que un gobierno basado en la obsecuencia es peor que un tigre cebado y que es peligroso tener razòn cuando el que manda està equivocado. Eso tambien lo quiero. No para que “eso” me detenga, sino para multiplicar las fuerzas y superar el pasado que nos retrasa y paraliza.


Quiero que quien gobierne lo haga con verdadero amor, porque solo asì, serà servido con lealtad, quiero un gobierno que “deje a la gente en paz”, que no humille las conciencias y que no doblegue las ideologías.


Quiero que cada uno de nosotros comprendamos que si nos falta coraje para continuar esta lucha, ya hemos sido vencidos.
Y finalmente quiero que si nos ponen entre la espada y la pared, elijamos una y mil veces, orgullosos y valientes: Ir hacia la espada.
Eso quiero.
¡¡FELIZ AÑO¡¡
P/D. Ayudeme con otros "deseos" polìticos. Hagalo en comentarios. Gracias.

1 comentario:

Mario dijo...

Grillo: adhiero a tus deseos y "utopías" políticas, y sumo otro anhelo que si bien no es político esta intimamente ligado, sobre todo en Tres Lomas.
Que la gente de mi pueblo se despoje del individualismo, que vea un poco más allá de su propia nariz. Que no solo salga a reclamar cuanto se sienten tocados en su bolsillo, sino que muestre la solidaridad de la cual se jacta este bendito pueblo y acompañe en la búsqueda de justicia a aquellos que están solos. Que la condición social o un apellido determinado deje ser condicionante a la hora de dar o recibir una ayuda.
Un abrazo! Que tengas un Feliz 2009! El mismo deseo para todos los lectores de tu blog..