domingo, 27 de septiembre de 2009

MUSEO DE LA PLATA: PRISION DE INAKAYAL

















Dice el trabajo del “Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social” (GUIA), acerca de la investigación realizada en el Museo de La Plata (fundado en 1884, en pleno modelo de país Agroexportador) y respecto a los crímenes cometidos contra los pueblos originarios lo siguiente:

“Los casos mas paradigmáticos son los prisioneros que mueren dentro del propio Museo de La Plata y son expuestos como los representantes de una cultura desaparecida”

Transcribo simplemente:

- “No fue por bondad ni compasión que Moreno (fundador del museo) lleva al cacique Inakayal al Museo de La Plata, pues uno de sus objetivos era fundametar que la Patagonia era territorio Argentino; es por esto que las colecciones fundadoras pertenecen al sur conquistado a sangre y fuego”

- El cacique Inakayal, una vez en el Museo repetía frecuentemente: “Yo jefe, hijo de esta tierra, blancos ladrones…mataron mis hijos, mataron mis hermanos, robaron mis caballos y a la tierra que me vió nacer, encima prisioneros…yo enojado”

- “La causa de muerte de Inakayal nunca fue clara. El secretario de Moreno, Onelli relata que “presintiendo” su muerte realiza un ritual en las escaleras del Museo, despojándose del ropaje blanco y luego se desvanece.
No se puede descartar que haya sido empujado por las escaleras al desnudarse en público. Asi mismo es probable que se haya suicidado ante el tormento diario de ver expuestos los restos de sus seres queridos en las vitrinas del Museo”

- “El Dr Ten Kate, describe el esqueleto de Inakayal: “Los huesos de la nariz estaban quebrados por una caída o un golpe, tambien le faltan varios dientes”

Es impactante la descripción que se hace del Cacique Inakayal en 1904. Beaufilis, empleado del Museo de La Plata, a pedido del Dr. Ten Kate dice lo siguiente:

- “El Cacique Inakayal muere aproximadamente a los 45 años, el 24 de Septiembre de 1888 en el Museo de La Plata.

- “Reservado, desconfiado, orgulloso y rencoroso. Comunicativo solamente cuando estaba ebrio.”

- “Dormía casi todo el día, discutía fácilmente, muy apático y sin ninguna preocupación por su persona”

No hace falta más, para comprender el malestar que a este cacique le producía su cautiverio en el Museo de La Plata, donde los restos de sus contemporáneos, descarnados y “convenientemente preparados” eran exhibidos ante el público.
Hay muchos más datos, el trabajo es excelente. Volveré sobre el tema. El Modelo Agroexportador se consolidaba en el país, sin importar los costos sociales que hubiera que pagar. La historia que nos interroga, tozudamente en el presente.