sábado, 22 de mayo de 2010

OPORTO: "NO HABRA UNIDAD, SIN CULTURA DE LA UNIDAD"


La foto está tomada en el enorme comedor del Hotel y estoy junto a algunas directoras de CIE de la Región 16 a la cual pertenezco.



En las Jornadas de "Capacitación de Capacitadores"-17 y 18 de Mayo- realizadas en el Hotel 13 de Julio, perteneciente al sindicato de "Luz y Fuerza", donde confluyeron todos los Directores de los CIE (Centros de Investigación Educativas) de la Provincia de Buenos Aires y los ETR (Equipos Técnicos Regionales) encargados de capacitar docentes de cada área y nivel de la jurisdicción respectiva, hizo uso de la palabra como cierre del encuentro el Director General de Cultura y Educación, Profesor (en Historia) Mario Oporto.


En principio reconoció la importancia del Bicentenerario y en este sentido abogó por la mesura porque destacó que quienes tienen cargos públicos, cargan "un peso en la voz" que debe ser medido y componedor.


Propuso el trabajo con el Bicentenario desde dos líneas concretas: La Emancipación Americana (salirnos de las estrechas paredes del Cabildo) y el de la presencia de las clases sociales subalternas, aquellos que históricamente no han tenido voz y que deben hacerse audibles. Evidentemente al "mirar el pasado", Oporto nos hablaba del presente.


Respecto al momento del CICLO DE PATRIA una frase resultó muy movilizante: "Logramos la independencia a costa de la unidad", dando cuenta del proceso de fragmentación de distintas repúblicas en lo que antes era una gran nación de América del Sur.


Lo ejemplificó diciendo que de 4 virreinatos surgieron mas de una docena de paises, avanzando luego hacia el presente, en el debate actual de la Unidad Latinoamericana y otorgando a la escuela un importante rol a cumplir: "No habrá unidad , sin cultura de la unidad", marcando el norte de una tarea,


Abogó tambien por volver al pensamiento Argentino, nombrando a varios autores canónicos y no tanto de nuestra literatura nacional, instó a vincular la independencia verdadera con la justicia social concreta como tarea aún pendiente y en construcción.


Rescáto en el final tres cuestiones destacadas de su intervención.


La primera es esta costumbre de no visualizar las acciones de los hombres, vistas integralmente como modelo de cambio. Al referirse a Belgrano (al que destacó como un estadista completo) dió como ejemplo una frase representativa: "A Belgrano lo tapó la bandera".


La segunda tiene que ver con la historia de América Latina y allí destacó el clásico de Eduardo Galeano; "Las venas abiertas de América Latina", diciendo que mantiene una actualidad notable y sentenciando que "Un pueblo que oprime a otro, no merece ser libre".


Y la tercera es una mirada aguda acerca de nuestra patria grande: Saavedra - el presidente de la primera junta- habia nacido en Potosí, un Bolivino. Mariano Moreno, su enemigo ideológico en ese primer gobierno, había estudiado en Chuquisaca y José Gervasio de Artigas, que comandaba los pueblos del litoral quedó encerrado en la división histórica de América del Sur: "Si soy de mi nueva patria-Uruguay- debo olvidarme de mi provincia- Entre Ríos- y si privilegio mi provincia, no puedo estar en mi patria".


Toda su intervención me pareció muy rica y al escucharla los casi 1000 docentes allí presentes, sentimos que festejar hoy el Bicentenario, no es otra cosa que seguir avanzando en la resolución de los problemas que nos involucran como pueblos hermanos.