domingo, 9 de mayo de 2010

POCHO Y TRABUCO...¡PRESENTES¡


Entre 100 y 150 personas, de acuerdo al momento de la marcha (se sumó gente en el camino) participaron de la habitual marcha que en el aniversario de su dudosa muerte, movilizó en su momento a buena parte de la sociedad treslomense. Pueblo chico y revuelo grande, muerte rara con tortura y asesinato fueron las primeras conclusiones que se sacaron. La movilización comenzó en la casa de “Pocho” Farías, la misma que hace siete años se convertiría en el lugar central de los acontecimientos, dentro de ella, con 100 heridas, un cadáver comenzaría a interrogar a toda la sociedad treslomense, que aún no tiene respuestas legales, aunque sí tiene certezas sociales que como una ameba gigantesca se extiende en las charlas de café y las cocinas pueblerinas.

Cuando avanzamos lo hicimos con algunas continuidades de otras marchas : El Cartel de “Justicia para Pocho” y el de “El Colectivo”, pero el impacto nuevo , que la gente registró desde el principio, fue el mas de medio centenar de CARAS DE POCHO en forma de pancartas personales , en esa reproducción tan bien lograda que Gustavo Perez concretó con la creatividad que lo caracteriza.

Cuando las caras-de tamaño natural-se elevaron, multiplicaron por dos la los presentes en la marcha, como si la presencia misma de “Pocho” multiplicara las voces que piden por verdad y justicia.

Se avanzó, entre aplausos y cánticos, con dos detenciones bien definidas: la Esquina de San Martín y 9 de Julio y la de Calle Rivadavia, en un punto intermedio, estratégicamente ubicado entre la Municipalidad de Tres Lomas y la Comisaría local, donde lo que imperaba era el silencio, casi lúgubre, casi cómplice, casi vergonzoso, solo roto por los manifestantes: "No queremos mas mentiras, basta ya de impunidad, queremos que haya justicia, esto no da para mas" y "Justicia, Justicia, Justicia".

Ni un miembro del partido gobernante se hizo presente en la marcha, como si un invisible cartel hubiera rezado: “Quienes gobiernan, abstenerse”, aunque en el recorrido, algunas miradas escudriñadoras, daban cuenta de una vigilancia gubernamental sobre los presentes. Intimidante para algunos, acicateante para el coraje de otros. Lo de siempre.

En la parte final del trayecto pautado aparecieron los nombres: “POCHO FARIAS….PRESENTE” y tambien “TRABUCO RASPANTE….PRESENTE”, constituyendo este un dato novedo, ya que es la primera vez-no en la universidad de la calle- en que públicamente se establece esta relación.
La gente gritó PRESENTE AHORA Y SIEMPRE en los dos casos, como si tuviera claro el posible emparentamiento entre estas muertes dudosas.
Por último, en la llamada formalmente “Plaza de los Artesanos” pero que cada vez más cobra sentido como “Plaza de la Memoria”, los organizadores propusieron un intercambio de ideas, un debate, el uso de la palabra para todos aquellos que tuvieran algo para decir.
Y lo hicieron….

2 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

siempre la movilización popular sopla aire fresco, adelante...

AQUILA dijo...

fui a la marcha,felicito a todos los que tambien fueron, a todos y cada uno de ellos, siento como muy pocas veces se siente que de verdad todos estabamos unidos bajo una misma bandera, la bandera por la busqueda de lo justo, de la igualdad, de que los derechos de pocho sean igual de respetados que los derechos de todos los que marchamos ese sabado.
fue emocionante caminar todas esas cuadras con tan lindas personas,pero aun hubo un momento en el que me dio ese "nudo en el estomago" justo cuando estabamos pasando por la iglesia catolica no vi caras, solo vi espaldas porque literalmente nos dieron la espalda,algo que jesus jamas hubiese hecho.