miércoles, 7 de julio de 2010

"DESCONECTATE PA"












La tardecita había estado "virtualizada" en demasía . Un curso se llevó dos horitas de tiempo, la lectura de Clarín y Página, unos 20 minutos, una "pasada" por FM Amanecer otros 10, los blogs amigos 30 y cuando estaba dispuesto a escribir un post para el propio, el pibe de diez años se me acerca y me pasa un brazo por el hombro.

-"Dame un abrazo pa" , mientras sus ojos inmensos miraban la misma pantalla que yo, solo que como una competidora.

-Esperá Facu, todavía no terminé.

-"Dale pa, hace cualquier cantidad que estás ahí. Dame un abrazo "franco" (los hay francos y fallutos en la jerga familiar)


- En un ratito jugamos. Ya estoy, contestó el "homo bloguero".


- "No, ahora pá. DESCONECTATE"


Y la palabra fue acompañada por la acción. Se me cruzó delante de la máquina y debo confesar que su movimiento decidido me cacheteó.


Insistió. - "Desconectate pá" y me abrazo fuerte.

Y yo también lo hice.

Después de un rato me puse a escribir, no sobre "aquello" que tenía en mente, sino sobre "esto" que me hizo pensar.