viernes, 23 de julio de 2010

LA MIRADA DE UN PIBE: De la Motocicleta a la Revolución

¿Pero al final, era bueno o malo? planteó sin tapujos el pibe de 10 años.


Estabamos viendo la primera parte de la película sobre Ernesto Guevara, de Steven Soderborgh, protagonizada por Benicio del Toro, llamada "Che el Argentino".


El "Che" acababa de aplicar la justicia revolucionaria, fusilando a dos integrantes de las propias filas, por aprovecharse de la situación de los campesinos cubanos, cobrando un dinero que no correspondía y violando a una adolescente.


Ya había castigado a un guerrillero responsable a cuatro horas seguidas de guardia , por no haber garantizado los recambios necesarios la noche anterior.


Un ratito después en las Naciones Unidas, reivindicaba el derecho a "fusilar y seguir fusilando" porque esa era la lucha, una "lucha a muerte".


La pregunta surgió espontánea, como una comparación correcta, sobre otra película vista con el mismo pibe unos 10 días atrás: "Diarios de Motocicleta", protagonizada por Gael García Bernal (Guevara) y Rodrigo de la Serna (Osvaldo Granados), donde aparece un "Fuser" tranquilo, íntegro, a quien golpean todas las injusticias que ve durante el viaje de 14.000 Km por América Latina, buen tipo, querido por todos, entregado a una causa todavía no demasiado visible, pero que tenía por norte la humanización de los hombres postergados de nuestro subcontinente.


El Guevara de "Diarios", pareciera en la mente infantil no ser el mismo que el de "Che El Argentino". En uno hay solo el asombro por las situaciones de nuestros pueblos de la patria grande, en el otro ya está visible el revolucionario en acción: que decide, que endurece, que fusila, que hace lo que "hay que hacer" en términos de esa lucha.


Expliqué como pude en términos de niño, tratando de "hacer fácil lo dificil", tratando de "simplificar lo complejo". La primera película refleja el año 1952, cuando subidos a una Norton 500, llamada "La poderosa", dos jóvenes idealistas se lanzan a cruzar la América del Sur, viendo la desigualdad atravesar los lugares visitados.


La segunda muestra la conformación ideológica y política de los guerrilleros del "Granma", bajando en la isla de Cuba en 1956 y tomando el poder a principios de 1959, con todos los "durante" de la vida en la selva: formación de las tropas, adiestramiento sobre el armamento, doctrina revolucionaria en el terreno concreto y violencia con muerte como corolario.


Expliqué como pude y al final concluí:

- Es el mismo le dije a Facundo, después de la explicación.


- A mi me gustaba más el de la moto, era mas bueno, fue la respuesta.


No es fácil comprender la realidad social, cualquiera sea el recorte que uno haga y mucho menos si ese recorte abarca estas dos etapas del "Che". Quizás están demasiado instalados los "buenos" y "malos" en nuestra propia historia, quizás las simplificaciones nos han hecho daño, quizás lo complejo de los procesos deba ser lo mayoritariamente trabajado en las escuelas, poco a poco, acostumbrando a los niños a pensar en términos amplios, otorgando sentido a las acciones, contemplando los contextos y situaciones. De esta forma, estaremos no sólo enseñando el pasado, sino fundamentalmente, dando elementos para entender el presente.