viernes, 21 de enero de 2011

DECRETO DE DUELO: "Vacío difícil de cubrir y ejemplo a imitar"




















ARTICULO 1: Declárase DUELO en el Partido de Trenque Lauquen por el término de tres días a partir de la fecha, y asueto administrativo por el mismo tiempo, por el fallecimiento del Intendente de Trenque Lauquen, Dr Jorge Alberto Barracchia


Así dice el DECRETO Nº 064/11, dictado por todos los Secretarios Municipales del vecino distrito.


Pero donde mejor se define el dolor por la muerte de este gran intendente regional es en los CONSIDERANDOS. Así dicen:


" Que su entrega permanente como persona y dirigente político a lo largo de 14 años al frente del Ejecutivo Municipal ha mostrado un enorme compromiso hacia la comunidad que dejará un vacío difícil de cubrir y un ejemplo a imitar.


Que condujo el Distrito de Trenque Lauquen a través de cinco mandatos: 1987 a 1991; 1992 a 1995; 1996 a 1999; 2000 a 2002 y 2007 a 2011.


Que ocupó otros cargos de relevancia como concejal y Convencional Constituyente para la reforma de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.


Que ha sido un hombre que se ha caracterizado por un temple inquebrantable a pesar de las distintas adversidades políticas que ha atravesado a través de los años y de las afecciones de su salud.


Que en su dinámica gestión supo crear políticas de Estado, de gran relevancia en materia de salud e inclusión social, de infraestructura urbana y Obras y Servicios públicos, de vivienda y prestación de los servicios esenciales a la comunidad.


Que como resultado de esas políticas, el Partido de Trenque Lauquen se ha destacado en el país por el mejoramiento de su calidad de vida en el más profundo sentido de la Justicia Social


Que en sus 63 años de vida ha dejado una huella muy profunda en la comunidad, por su actividad como médico cirujano, pero aún más como militante social, bregando por una mejor inclusión de toda la ciudadanía."




Nada que agregar. Un decreto que es breve, pero contiene lo esencial de Jorge Barracchia: el hombre que en plena primavera neoliberal de la década del 90, no dejó que el espacio público municipal fuera invadido por el mercado, en pleno festín del capitalismo salvaje, bendecido por el "consenso" de Washington, puso al estado en su lugar preciso, no el estado "ineficiente" con el que machaca la derecha, sino el estado dinámico, inclusor, siempre al servicio de las mayorías, garante de la distribución de la riqueza.


Escribiré otras notas, planteando las manifestaciones concretas de este estado municipal en su acción política territorial, en sus desiciones gubernamentales, en la ideología que lo sustentó, desde los procesos de largo plazo de sus primeros gobiernos, hasta los emergentes que debió enfrentar, haciéndolo con una sólida defensa del gobierno nacional en el conflicto de la 125.
Todo "esto" fue Barracchia, fue una idea que se materializó en la acción política de características nacionales y populares , jamás oportunismo o servilismo hacia los poderosos. Por eso, el final de su carrera política fue donde tenía que ser, en el Frente Para la Victoria. Allí hay todo un mensaje que no deja de latir, aunque su corazón ya no lo haga.