martes, 8 de marzo de 2011

LA "SOLIDARIDAD" DE CARNAVAL






Mamita querida...prefiero dormir con el cuco bajo la cama.

Se llama la "Fiesta Solidaria de la Vendimia", se lleva adelante en Mendoza, con invitados "especiales" que pueden dejar su óbolo suculento.


Al decir de Vila (no recuerdo el nombre del Mendocino) perteneciente al grupo Vila-Manzano, el año pasado se recaudaron 4,5 millones de dolares y este año 5 millones.


La cámara se paseaba en un prolijo jardín, de esos en los que nunca parece haber una ráfaga de viento, mostraba rostros a los que el antiKirchnerismo les rebalsaba y cuya bilis explotaría si vieran un cartel de 6,7,8 o escucharan a Barone: avinagrados, oligárquicos (sí, aunque parezca viejo), garcas en una palabra.


Y allí, entre este Vila que no le conozco el nombre y un José Luis Manzano de camisa negra, barba insipiente y peinado a la gomina a lo "Tacuara", la cámara impiadosa se posa en Mónica Gutierrez, de acento amable que no modificó pese a la incomodidad de la nota (se le notaba).


-"¿Sabe que este año se van a recaudar solidariamente, cinco millones de dólares?", preguntó e informó el periodista.

- Me parece muy bien (o algo muy parecido), atinó a decir esta mujer del acento amable, a la que considero una muy buena periodista, pero que como un rehén bien pago, mostró una parte de los grupos dominantes de la comunicación, los mismos que festejan cuando se "barre" la frecuencia del canal estatal y por eso Galende y su equipo no pueden verse con facilidad en esa hermosa provincia.


Manzano saludaba a troche y moche, especialmente a las reinas de la Vendimia y al mirarlo no reconocí al hombre progresista del último tercio de los 80. Aquel me deleitaba con sus intervenciones. A este no le compraría una bici usada. Mi solidaridad no da para tanto. Prefiero mil veces, la aún inconclusa justicia social del gobierno, a esta "solidaridad" tan careta, tan jodidamente carnavalesca.