sábado, 23 de julio de 2011

"ASI NO SE MATA A UN CRIOLLO"



























Acto caliente. Se denomina "Encuentro por la Igualdad" y pertenece al Frente para la Victoria en Capital Federal, a favor de la fórmula Filmus-Tomada que competirá en el Balotage el próximo 31 de Julio contra el Macri que se tragó el bigote bailando quizás para no compartirlo con nadie.



Son múltiples los artistas que se dan cita. Me llama la atención el poder que emana del tipo que está hablando.



Es Federico Luppi, ese actor Argentino hasta los tuétanos.



Se refiere a los que anunciaban que no habría segunda vuelta, a los que piensan que los cálculos empresariales son aplicables a la vida política.



Dice: "Aquí nadie se baja, aunque vengan degollando".



Y agrega, palabras más palabras menos: "la peor batalla, es la que no se dá".



A la calle entonces, Macrí con su 47 % y Filmus con su 29 %. A ver que cambios suceden en la gente, a verificar el poder de uno u otro discurso, a medirle el aceite al Durán Barba exhorbitado, a confiar en la capacidad de convocar a todos los que tienen que estar de un solo lado: del proyecto nacional, que para serlo, necesariamente deberá ser popular.




Luppi es él y son sus personajes. Júro que escuché a Facón Grande en la Patagonia Rebelde, al "mudo" de "Tiempo de Revancha", al de la Pyme de "Plata Dulce", al maestro exiliado en distancia y conciencia de "Un lugar en el mundo" y a tantos otros de sus actuados.




En la Patagonia Rebelde, interpretó a José Font, alias "Facón Grande". Traicionado por un estanciero Inglés que cuidaba sus propios intereses y el brazo armado del Coronel Varela, este paisano que lideró a la peonada rebelde, al que le sacan el cinturón y debe tenerse la bombacha como puede, empujado en la estepa geográfica característic a, rodeado de los matadores y los ideólogos, les alcanza a gritar: "Así no se mata a un criollo".




Hoy lo hizo de nuevo y me emocionó.