martes, 26 de julio de 2011

"GENTE DE TODA CATEGORIA"

















En la misma edición del 10 de Agosto de 1952 y bajo el título "SALLIQUELO RINDIO HOMENAJE A LA MEMORIA DE EVA PERON" la crónica dice lo siguiente:



"Por doquier se ha exteriorizado el pesar causado por el fallecimiento de la esposa del primer magistrado doña Eva Perón, y ante los altares y túmulos levantados a su memoria ha desfilado el pueblo, de toda clase y de toda ideología política, hermanado en el dolor.



En la localidad las autoridades levantaron un imponente altar en la Delegación Municipal, en el cual bajo una gran cruz se hallaba el retrato de la Dama de la Esperanza rodeado de nuumerosas ofrendas florales.



De día y de noche se hizo guardia, turnándose en ello tanto autoridades como docentes, empleados y vecinos, siendo contínuo el desfile de gente de toda categoría que ha ofrecido su silencioso tributo a la desaparecida.


A las 14:55 horas del domingo, el Presbítero Angel Liberatore ofició un responso guardándose luego cinco minutos de silencio, mientras la campana del Templo repicaban a duelo.



Poco después se escucharon los discursos pronunciados en el Congreso de la Nación, que fueron transmitidos por radio.



En todos los actos se hallaron presentes las autoridades municipales y policiales como asimismo jefes y personal de dependencias nacionales, provinciales, personal docente y profesores de las Escuelas e Instituto, y vecindario".



También llegaba al Semanario un telegrama de la Municipalidad de Pellegrini (a la que pertenecían en ese entonces, Salliqueló y Tres Lomas) tomando algunas decisiones para todas las localidades del distrito.


Ya hablaremos de ellas, valen la pena.



Felicito desde este blog a la Biblioteca Pública de Salliqueló, por conservar en perfecto estado los ejemplares de diarios correspondientes a estos años, por ofrecerlos generosamente para la investigación y por el buen trato que siempre me dispensan cuando solicito algo.



Esto en Tres Lomas es imposible hacerlo, ya que la "vieja" PRENSITA (desde 1910 hasta 1950) se perdió humedecida por las inundaciones de mediados de la década de 1980 y sólo nos queda la nueva PRENSITA, la de Andrés Mauricio Pocchiola, esa sí, a disposición de todos los que quieran ver esa primer mirada de la historia, que dice ser el periodismo.