martes, 26 de julio de 2011

"LOS NOMBRES Y LOS BUSTOS: DESAPARECIDOS"
























La muerte de Evita generó la iniciativa del gobierno municipal Peronista de ese momento en el Distrito de Pellegrini de algunas iniciativas que comparto con ustedes en esta última nota sobre el tema.


Las dió a conocer a través de un proyecto de ordenanza que puso a consideración del Honorable Concejo Deliberante que por supuesto aprobó.


Proponía en sus aspectos esenciales erigir "monumentos ilustre abanderada de los trabajadores en Plazas Infantiles Evita de PELLEGRINI, TRES LOMAS Y SALLIQUELO, que en adelante llevarán igual denominación en reconocimiento a la constante preocupación por sus predilectos los niños, únicos privilegiados en esta tierra."



Agregaba además, después de varios considerandos: "Justamente habrá otros homenajes que en sesión especial sábado próximo presentará bloque Peronista, destacándose designación HOSPITALES SALLIQUELO Y TRES LOMAS, nombre venerada compañera EVITA"


Firmaban por el PARTIDO JUSTICIALISTA, J.O. Mónaco, Intendente Municipal. Ceferino Artigas, Secretario General.


Todas estas iniciativas fueron aprobadas en Agosto de 1952: Plazas de Ejercicios Físicos "Evita Perón" en las principales ciudades del distrito, entre ellas Salliqueló y Tres Lomas, bustos de la compañera y su nombre de los hospitales.


¿Qué pasó con todos estos símbolos?. ¿Qué violentos los arrancaron de su raíz popular? ¿Es cierto como se dice que EVITA ya no es patrimonio del Peronismo sino de "todos" los Argentinos? ¿O hay Argentinos que aún pintarían "Viva el cáncer" si ella viviera y hablara de la desigualdad, de los poderosos, de los sectores dominantes, de las oligarquías?


¿O acaso en la derecha mas golpista y antinacional no se habla de la "yegua" que nos gobierna?


¿O Macri no planteó tirarla de un tren? ¿O no la llamaba hasta hace muy poco tiempo "esta señora de acá enfrente"?



¿O Biolcatti en la Rural no habló también de aquella Evita? De la que disputaba el derecho a ser tan Argentina como los "dueños de la tierra", la que quería que los desposeídos dejaran de serlo, para ganar en derechos que es ganar en libertades.



"Dejen de agredir al campo, o sea, dejen de agredir a la Argentina" pronunció el Presidente de la Sociedad Rural Argentina, como si solo ellos, los estancieros, los poderosos inversionistas, los explotadores de peones fueron "la patria".



Los descamisados, los venidos del norte Argentino, con sus pelos "chuzos", los cabecitas negras, los desposeídos, los no invitados al banquete, ellos también eran la patria y en algún sentido SOLO ELLOS LO ERAN Y LO SON.


¿Se habrán sentido alegres estos sectores con la reciente inauguración del hermoso monumento a Evita que realizó la presidenta?


No nos confundamos compañeros. Así como el actor social "gaucho" fue reivindicado por la oligarquía terrateniente para oponerlo como símbolo de la nacionalidad ante el aluvión inmigratorio, lo hizo solo después que ese gaucho se doblegó, dejó de ser peligroso para el sistema agroexportador, se convirtió en peón de estancia, se hizo obediente, siguió los consejos del Viejo Vizcacha.


No estoy tan seguro que Evita sea patrimonio de "todos", será políticamente correcto decirlo, pero los sectores dominantes serían tan duros con ella, como lo son hoy con Cristina, solo que en el presente Cristina existe y da la batalla, genera conflicto y tensión y al hacerlo honra la política.


Lo que ignoran, es que Evita la acompaña y que el movimiento colectivo que la sustenta dará la batalla con todas sus fuerzas para no retroceder nunca más. Tal como ella lo hubiera querido.