sábado, 17 de septiembre de 2011

CHAVEZ, EVO Y TUPAC KATARI




























La verborrágia de Hugo Chavez, con su cabeza pelada producto de la quimiotirapia y al lado el silencio histórico del pueblo Aymará de Evo Morales.



Transmite Telesur en directo, tan valioso, va todo, sin procesar, sin editar, una invitación a pensar por propia cuenta.



Uno vestido de combate con camiseta colorada y el otro con una camisa de obrero, color blanca, con sus manos tomadas por delante, simple de toda simpleza.




Dice Chávez: "Bolivia de la mano de Evo viene saliendo del atraso y la miseria" y al toque le pregunta: "¿Pero ahora pusiste un satélite en órbita no?".



-¡Sí¡ responde la síntesis de los pueblos originarios de toda América Latina.



- "¿Cómo se llama?", pregunta el comandante vestido de combate.



- "Se llama Túpac Katari" , responde la simpleza.




El satélite se llama como uno de los dos protagonistas de los liderazgos en contra del Imperio de turno: el otro fue José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru).



Ya sabemos como terminó Tupac Amarú, el corregidor de turno, sanguinario y "ejemplificador" dicen que dijo: "Que tiren los caballos que no hay que descuartizar un hombre, hay que descuartizar todo un continente".



Y casi lo lograron.


Meses después Tupac Katari fue traicionado y entregado a las autoridades españolas. Al igual que Tupac Amaru fue descuartizado por cuatro caballos. La represión continúo luego, adoptando diversas modalidades: las autoridades prohibieron el uso de los trajes incaicos y la exhibición de pinturas y retratos de los Incas y establecieron la obligación de hablar la lengua castellana para los pueblos nativos, entre otras violentas muestras de autoridad.



Hemos cambiado, la lucha consecuente lo ha hecho posible, el satélite llamado Tupac Katari, no solo es un avance tecnológico concreto para la Bolivia hermana (firmante de nuestra propia independencia en 1816) , sino fundamentalmente un acto simbólico, es reconocer el poder de las comunicaciones como cuestión soberana, es generar autonomía en este campo de lucha concreto, es reivindicar las luchas libradas a lo largo del tiempo, los triunfos y las derrotas, como las formas concretas que asume hoy la rebelión de aquellos descuartizados.



Con ellos pudieron, con su ejemplo no.




América Latina se une y no habrá caballos que puedan separarla. La historia dejó su enseñanza. Chavez hoy lo recordó, vestido de combate, herido por su enfermedad y digno como ninguno.