lunes, 26 de agosto de 2013

EL PARECIDO QUE NO SE NOTA

Acaba de finalizar la transmisión en cadena nacional de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner acerca del fallo que iniciado por el juez Griesa (el de cara de carancho) y dado a conocer en estos días en contra del estado nacional Argentino y de su pueblo.

Me gustó el estilo de Cristina, que pese a tener por escrito lo que había que decir, su propia dinàmica polìtica se lo impidió y las páginas volaban bajo su memoria o bajo sus conceptos mas claros que en ese momento desglosó.

Dejó en claro que hubo dos canjes de deuda, uno en el 2005 y otro en el 2010. Estos fallos aceptaban que el estado nacional Argentino, después de una quita relacionada con la capacidad real de pago de nuestro país, había sido aceptada por el 93 % de los tenedores de bono de deuda.

Toda deuda que este gobierno no generò pero que pagò responsablemente, sin perder de vista-a través de la quita- que uno de los costos lo debía pagar también quien quiso aprovechar tasas usurarias que en los 90 y hasta 2001.

Dijo algo así: "el 93 % arreglò, el 7 % no arreglò, y de ese 7 %, el 0,45 % son los que estan litigando en la timba financiera".

El juez Griesa avala esta situaciòn, porque los caranchos se alimentan de carroña.

Y a partir de allì las iniciativas que tomaràn estado parlamentario a la brevedad: abrir el canje de deuda por tercera vez para que los fondos buitres tengan una nueva oportunidad de sumarse a la forma en que todos los demàs cobrar y siguen cobrando, mostrando una voluntad de pago seria de parte de la Argentina.

La segunda iniciativa está destinada a evitar embargos. A partir de ahora se producirá un cambio de bonos para los que entraron en 2005 y 2010 a los fines de que siempre deban cobrar en nuestro país, evitando al "caranchaje" que no se fijó siquiera en la Fragata Libertad.

Estos buitres compraron deuda en default, a precio muy barato o precio vil y hoy demandan al estado Argentino por las cifras originales. Buenos abogados, jueces de pico encorvado (Ave de pico encorvado, al robo tiene aficiòn, dice el Martìn Fierro) y que siga la fiesta.

La presidenta se comporto como siempre como una verdadera estadista, sin dejar de ser clara, la pudo entender un experto en economía y también un neófito, porque no habló de matemática financiera (idioma de los fondos buitres), sino de política económica.

La pregunta final: ¿Se imaginan a Massita teniendo que enfrentar esta situación?. Cristina lucía espléndida, sonreía, manejaba el tema y dijo lo que tenía que decir, sin titubeos y con coraje.
Massita diría para que Griesa se cagara de risa algo así: "Hemos sembrado una semillita que nacerá fuerte y tenemos que cuidar el árbol que de allí surja".

Massita, massita, tu caripela de nene bien no solo muestra tu pertenencia de clase, tu ideología fukuyaneska, tu sentido común al servicio de los poderosos y tu inmensa debilidad para la tarea que te espera, sino algo mas preocupante: el arrugado Griesa y tu tersura se parecen en el "adentro", ambos están dispuestos a vender el alma: Griesa por la guita y vos por llegar quien sabe a donde.

¿Como era..."la semillita que regaremos para que el nido de la paloma de la verbena.....". ¡Anda a poner mas camaritas¡