lunes, 8 de septiembre de 2014

LA RANA DE TRES KILOS.¿Y EL SAPO?

 


Escuché con atención al actual Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Tres Lomas en un programa del distrito de Trenque Lauquen, mas precisamente en el "viejo" Canal 12, totalmente remozado, en su imágen y en su programación.

Un simpático conductor, remó en dulce de leche repostero para que el funcionario pudiera entregar un mensaje convocante para los jóvenes.

Es que el 21 de Setiembre el municipio se ha decidido a gastar-invertir (creo que no han podido superar este órden para entender la política) en un grupo consagrado: "La Mancha de Rolando".

El actual secretario, que precisamente no se ha destacado por otorgar un lugar preferencial a los jóvenes, al contrario, ha sido la manipulación grotesca su común denominador,  intentó mensajear en este sentido y se notaba a la legua que les hablaba en perfecto arameo, porque no tuvo ningún concepto dirigido a esa franja etárea que fuera convocante.

Simplemente, lo que  dijo, lo podía decir y casi con mas énfasis alguien que hubiera cumplido un siglo de vida (un matusalen político diríamos),  ausente del discurso adolescente y juvenil, sonaba mas a Gandalf el gris que a otra cosa. ¿Sabidurìa?. No creo. Fue aprovechamiento de un acontecimiento convocante por el grupo que viene y que no necesita propaganda berreta montada en la movida.

Será, al decir del funcionario en "el parque municipal integrado" (¡Mamadera¡, hay que decirlo eh¡). Será el "Prima Rock" que con algunas bandas soportes y luego con "la mancha" festejará el día del estudiante.

Después de escucharlo he decidido no ir al espectáculo-nadie me extrañará por supuesto- igual estará lleno por el prestigio de la banda y pese a la publicidad que la pauta municipal pueda pagar y la propaganda que los funcionarios iluminados esgriman intentando teñirse las canas ideológicas que los representan.

Recuerdo haber utilizado en uno de los  Proyecto de Jòvenes y Memoria, presentado en Chapadmalal, el tema "Arde la Ciudad", cuando contábamos la vida y militancia de Carlos Corona.
Quizás la estrofa que mas acompañe este retazo en oferta de juventud sea esta:




Tu equipo volvió a ganar,
te prendieron mil bengalas hoy,
la banda grita tu nombre y ves,
como la popular se va a caer

Pero tu estrella no está más.
Se la llevó la mañana..

Y de la canción "Antes" selecciono esta, representativa del sentir de muchos dejados de lado:




"Pero recordé a mi padre enseñándome a ver
el mundo tal cual era.
No podía ser que le falle a mis amigos de ayer,
a los de hoy y siempre."

Y para no caer en la hipocresìa, una estrofa que me represente. Se trata de la canciòn "Extraña calma" :




"Yo vi su amor, yo vi el dolor,
y senti una extraña calma,
bese la cruz,
segui a mi luz,
y hoy estoy en armas."


Quizàs nadie del gobierno se ha dado cuenta aún que las elecciones del 2011 se ganaron a pura juventud y militancia, sin moderación, a todo o nada, poniendo toda la carne en la parrilla, o en idioma mas popular todavía "los huevos arriba de la mesa". Así se ganó, con los que siempre dieron todo, con los que mas arriesgaron. Se ganó con y por los jóvenes que llenaron "los locales". 

 No se ganó con los cómodos y moderados. No se ganó con los mutantes kirchneristas según convenga o no, se ganó con la soldadesca que supo tener abierta en un solo día de campaña 4 actividades concretas: Local de la Unión Vecinal, Local del Peronismo, Museo del Peronismo y Local del Frente ,donde hoy flamean unos trapos mas preocupados en tapar la asuencia de militancia que el desarrollo de actividades, menos aún las actividades juveniles, a las que siempre pusieron bajo un manto de sospecha.

El triunfo fue de los Mascherano, aunque gobiernen los de pecho mas frío, para utilizar  jerga futbolística. Ya el 2013 mostró el saldo de confiar en los que siempre intentan caer parados, dueños del "sentido común", de la "no agresión", de la "convivencia entre todos", de la "unidad del pueblo".

Esa fue la política que perdió en 2013 y nada hace indicar que algo ha cambiado rumbo al 2015, solo nos puede salvar el error del enemigo (no quiero hablar de adversario, eso se lo dejo a los moderados). Y si eso es así, será mérito de quienes puedan digerir aquello señalado por los jóvenes y muchos adultos hasta el cansancio: La ausencia de mística,  carisma,  militancia y  alegría. 
 

 En el final de la nota, el joven entrevistador, ya remandola en merengue cuajado, largó la frase impactante. Y dando el nombre del funcionario treslomense deslizó, casi como un chascarrillo simpaticon: "...fue el primero que me hizo conocer una rana de tres kilos y medio".

La verdad, me sentí identificado con la frase, solo que ante el enemigo que nos enfrentaremos en las próximas elecciones, lo que personalmente tendré que tragarme es un sapo, seguramente de mucho mas peso y encima no comestible.

El desperdicio del caudal político en el lapso de 2 años y medio, ha sido de tal magnitud, que no recuerdo otro momento igual. Aunque atisbo las causas: la vejez de la política, tan vieja como la que se fue, oliendo igual que ella: naftalina pura. Eso sí, el "estilo" del traje parece distinto, pero al igual que el otro, parece haberse apolillado. ¿El sapo, se come las polillas?. Y en una de esas...