domingo, 22 de marzo de 2015

LA GRANDE DEL SUD Y LA FEDERACION AGRARIA DE TRES LOMAS




El acto mas claro de posicionamiento polìtico de la Federación Agraria Argentina en Tres Lomas tuvo tres representantes: Justo Hernández, Manuel Vicente y Nemesio Alzogaray (este último presidente de la Federación Agraria Argentina filial Tres Lomas) y los otros dos también miembros de ella.

Explico y sigo. Sigo y explico. Interpretaciones en la lucha por la verdad, compleja trama en los pueblos chicos, donde cada 25 años se publica un libro “color de rosa” y allí aparece-voluntaria o involuntariamente- la historia oficial, carente de conflictos y tensiones, producto del tiempo y cargada al extremo de sentido común.

Cuando los colonos de la estancia “La Grande del Sud” ( perteneciente a Victorino de la Plaza y sus familiares testaferros) aún alquilaban, comenzó a correr entre ellos la noticia que existía una firma, poseedora ya de campos grandes en la zona que tenía sumo interés en adquirir parte de las 13.500 hectáreas ocupadas por ellos en la estancia.

¿El nombre del comprador?. Arnoldo Mazzino. Las versiones se confirmaban, ya que él mismo había recorrido algunos de los lotes, interiorizándose por las tierras y las mejoras. De los colonos que quedarían en la calle, nadie se ocupaba. Esa era la sensación.

En realidad se ocuparon ellos mismos. Es que muchos ya  habían sufrido en carne propia la tristeza de una mudanza para cambiarse de lote, y se imaginaban lo que podía suceder con sus familias en el caso de un desalojo de carácter masivo, que era lo que se les venía encima si la operación de compra-venta se realizaba.

Comenzaron a gestionar entre ellos una salida a la situación creada por el que denominaron “efecto Mazzino” que motivó las acciones inmediatas.

Se consultaron entre todos los arrendatarios del lugar con una mezcla de sensaciones. Existía temor, pero también coraje, había dudas pero también decisión. El movimiento surgió de sus bases, gestado allí, en la fragua misma, en la necesidad concreta de encontrar una salida para una situación futura no deseada, como era la de tener que abandonar las tierras donde hacía años trabajaban y sin un horizonte cierto.

Se convocó una reunión en la casa del colono Justo Hernández, donde se discutieron las acciones a seguir y como respuesta surgió que era conveniente formar una comisión que viajara a la ciudad de La Plata para presentarse ante el Instituto Autárquico, forma provincial que tomaba el Consejo Agrario Nacional que Perón había revitalizado.

La comisión se formó. Los colonos elegidos fueron los colonos-arrendatarios Justo Hernández, Manuel Vicente y Nemesio Alzogaray.


¿Qué pasó?. En un rato cuento el resto.