lunes, 21 de noviembre de 2016

ERNESTO CERVIGNO. JUAN PERON. ¡ El exilio ¡.

Resultado de imagen para Ernesto Cervigno
Resultado de imagen para Libro Juan Peron ¡ El exilio¡
Hace un par de semanas atràs, fui invitado por la Casa de la Cultura de Trenque Lauquen, donde una porciòn importante del Peronismo Trenquelauquense realiza sus mùltiples actividades.

Me invitaron para que pudiera hablar de mi reciente libro publicado, titulado "EL PEDESTAL VACIO" (1955- 16 de Setiembre- 1956), donde abordo la temàtica de la creaciòn del llamado pomposamente "Primer Monumento a la Libertad Recuperada", tan solo un año despuès de la caìda de Juan Peròn y su gobierno Nacional, Popular, Justo y Soberano.

En el encuentro, muy agradable y culminado con empanadas y vino tinto, tuve la oportunidad de escuchar a otro compañero que desde el interior mas conservador de la Provincia de Buenos Aires (el oeste bonaerense, ese surgido en el contexto de la Zanja de Alsina y la estrategia de exterminio de Julio Argentino Roca), tambièn presentò su libro, llegado de Pehuajò, de donde es èl.

El libro se llama "JUAN PERON ¡El Exilio¡ Y la Argentina Contemporànea" de la editorial Màrgenes Azules.

Dice como introducciòn: "Escribì EL EXILIO con la convicciòn de narrar una parte de la historia argentina cargada de heroismo y màrtires, me he enriquecido y documentado con libros de diversos autores, reportajes y opiniones de prestigiosos columnistas e historiadores. Aclaro que no soy escritor, no obstante me animè, por el consejo de amigos o conocidos, que en las converesaciones coloquiales me alenteron a escribir sobre Juan Peròn.
El exilio se refiere al perìodo desde 1955 hasta 1973, desde que fue derrocado hasta su retorno a la patria, la narraciòn cuenta, sobre los dìas del general Peròn en el destierro, conjuntamente tambièn con hechos polìticos de nuestro paìs que ocurrian al mismo tiempo.
Todos a mi entender, relacionados con la proscripción del partido mayoritario, sus consecuencias y la perversa persecuciòn a los peronistas, no exenta de asesinatos, fusilamientos, torturas y càrceles. Como tambièn, por si fuera poco, la prohibiciòn de nombrarlo a Peròn, a Evita y a todo lo que tuviera relaciòn con el Peronismo".

Yo mientras tanto habìa llevado mi propio libro, casi como una respuesta macabra a lo que Ernesto comentaba.

Dice mi propia introducciòn: "El 16 de Setiembre de 1956, en el pueblo de Salliqueló, se generaron las condiciones para la inauguración del "Primer Monumento a la Libertad", festejando el golpe de estado de Setiembre de 1955. Solo un año despuès de ese golpe sangriento, en la misma fecha, un 16 de setiembre, se descubre el antiperonismo, materializado en una obra escultòrica. En esta historia se analiza la preparación del escenario, las instituciones que protagonizaron el momento, el rol del periòdico local, el Aeroclub de Salliquelò y la Base Naval Comandante Espora ubicada en las inmediaciones de Bahìa Blanca, la inauguraciòn propiamente dicha y los participantes civiles y militares intervinientes. En el final, se aborda lo sucedido mucho mas acà en el tiempo, cuando se comienza a escribir sobre este tema en las redes sociales, su repercuciòn en los medios locales y nacionales, el rol del Congreso de la Nación Argentina en la temática y finalmente su destrucción en 2011, debido al rotundo fracaso de la dirigencia política local que deja solo un pedestal vacìo, que todavìa se hace oir, aùn en su desnudez, como llamado de atención a la dirigencia, que aún, a 60 años de esa tenebrosa inauguración la sigue ignorando o lo que es mas grave, sigue sin encontrar el camino político para responder. Consciente que cabalgo montado solo en un pequeño rincòn de nuestra geografìa, tomo el riesgo, sabiendo que en todo el territorio de la Argentina se gestaron acontecimientos similares. No contaré entonces una excepción, todo lo contrario, interarè encarnar en esta historia, la sistematización represiva posterior al golpe de 1955 y que aùn hoy, en 2016, a 60 años de la inauguraciòn de ese monumento infame, laten al compàs de las polìticas presentes"

Me alegrò mucho compartir el momento y estamos en tratativas de presentar el libro de Ernesto, tambièn en Tres Lomas, donde en forma de diàlogo, intentaremos que aquel pasado, como una savia amarga pero vivificante, llene las venas de todos aquellos que quieren pelear por otro proyecto de paìs, diferente al que nos gobierna.

Por supuesto que la historia no nos absuelve (solo a Fidel), pero yo dirìa que nos obliga, a no equivocarnos, a mantenernos unidos y fuertes, para que volver a ser gobierno no signifique solo ocupar los cargos en disputa, sino ocupar el estado como herramienta posible y vàlida para cambiar la realidad en beneficio de la mayorìa del pueblo. De eso se trata.