miércoles, 11 de enero de 2017

LA ENORME DESIGUALDAD

Resultado de imagen para Rodriguez Larreta el guason

Esta hibridación entre muñeco Chuqui y el Guasón que es el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quiere a toda costa liberar los carriles de la Avenida Pueyrredon en plaza Miserere, donde los manteros resisten porque saben que en esa resistencia les va la subsistencia.

Sí, a veces parece una guerra de "pobres contra pobres", léase comerciantes que tienen un negocio, golpeados por la ausencia de consumo post Macri y  los manteros que venden lo que pueden. Las acusaciones se cruzan y el mejunje cobra sus víctimas.

Despejo rápidamente la incógnita: Deben existir mafias que proveen a los manteros. Y empujo mas todavía : también las debe haber entre los comerciantes. Esas mafias deberán ser investigadas y al profundizar se verá que el trabajo esclavo, las camas calientes, los talleres clandestinos, existen porque hay un mercado que consume esos productos.

Pero seamos justos. ¿Cuántas Awada hay en la Argentina? ¿Acaso solo los manteros o las "Saladitas"  deben ser mirados con los catalejos de la sospecha?.

Un país que ha sufrido largos ciclos de neoliberalismo, encuentra hoy en su sociedad que la diferencia entre el 10 % que mas gana y el 10 % que menos gana, se extendiò a 25 veces. La desigualdad es estructural y no alcanzó lo echo, basta con ver lo que está sucediendo ante  la nueva salpicadura de Cambiemos y su gobierno para pocos.

"El espacio pùblico es innegociable" sostiene el Guasòn. Y los trabajadores de la manta dicen: "¿Cómo quieren que nos ganemos la vida sino es en el espacio público, donde pasa la gente?".

Parece irresoluble el embrollo. Pero acá hay una discuciòn mas profunda, la que tiene que ver con la economía social, popular y solidaria, la que no desapareció en la década ganada, pero al menos se la consideraba, se la hacía visible, emitía discursos y desde allí se posicionaba, siempre esperando un tratamiento que la organice y la contenga permanentemente. No se pudo. Pero ahora menos.

Los quieren enviar a un galpòn por donde nadie pasa, para que no se vean, para que no existan, para que desaparezcan. Y los manteros quieren lo contrario: que los vean, existir para trabajar, aparecer en la agenda.

Mientras tanto, el Guasón sonríe, con esa sonrisa gigantesca y tarambana que solo los irresponsables o los elitistas conversos pueden detentar.

Una fábrica de muñecas "Yoly Bell" arde en Pompeya, el alud/aluviòn que en el norte de Jujuy se lleva vidas y sueños (los que Morales aún dejó en pie), el Rabino-Torá en mano- culpa al histórico gobierno de la Provincia Eva Perón (actual La Pampa) por "negligencia" en los incendios y el corresponsal de "guerra" Bazàn, formula las preguntas de fondo en el barro: "- ¿Vino mucha agua toda junta?"

 Todo junto forma parte de la agenda mediática del país, todos sufren sus problemas estructurales o coyunturales mientras los medios hegemónicos mostrandolo todo ocultan el debate de fondo.

Chuqui/el Guasón, sabe que ciudad Gótica por ahora le pertenece. Y no habrá Batman para nadie, solo una oposición que se fortalezca unida, dará la posibilidad al pueblo Argentino sufriente, de sentir otra vez, con otros ropajes es cierto, la hermosa mañana en que los sueños vuelvan a despertarnos.