viernes, 9 de julio de 2010

EL SOL POR DENTRO









"La independencia no solo es la liberación del yugo colonial, sino generar mayor igualdad hoy"


Con estas palabras terminaba el reportaje con la Televisión Pública, la presidenta Cristina Fernandez de Kirchner en la casa de Tucumán, rodeada de abuelas y madres de Plaza de Mayo, todo el día después de la condena a cadena perpetua del genocida Luciano Benjamín Menéndez


Los detalles siempre la distinguen: Graciosa en los momentos protocolares, mezclando buen humor y respeto, la mano en el corazón al cantar el himno, bien vestida como siempre, aunque "algo emponchada porque me dijeron que haría frío" reconoció mas tarde.


Después firmó el libro de visitantes ilustres a la histórica casa de la señora Bazán de Laguna y preguntó en voz baja y al mismo tiempo lo suficientemente alta como para que la escuchen: "Y ahora como sigue? Media vuelta?", mostrando su poco afecto a los actos demasiado cargados de protocolo. En eso se parece mucho a Néstor, pero solo en eso.


Y para la Televisión Pública, con una periodista que terminó la nota llorando emocionada , sostuvo los siguientes conceptos, palabras mas, palabras menos:


- Es necesario consagrar una nueva independencia, una autonomía razonable, una independencia económica, con inclusión social.


- Estamos en un mundo en crisis y estamos gobernando con un signo inverso, viviendo con nuestros propios recursos, no cayendo en los servicios usurarios.


- Ayer pasamos la barrera de los 50.000 millones de dólares de reservas, en realidad 50.152 millones y hemos pagado 2700 de deuda en beneficio de todos.


- Esto le da una enorme solidez al país, en un mundo volátil, vuela la macroeconomía y con ella también vuela la gente.


- Estamos haciendo todo esto sin flexibilizaciones laborales, ni achiques de sueldo, al contrario, ayer subimos el piso al impuesto a las ganancias un 20 % y esto significa un mayor poder adquisitivo.


- Se imaginan si en esta crisis, todo estuviera en manos de los privados? . Es necesario este ejercicio de la memoria.



Finalizado el reportaje, cruzó relajada el jardín de la Casa de Tucumán, dialogó con los camarógrafos acerca de la pantalla con la que le brindaban mayor luminosidad a su figura, mostrandose sorprendida.


Es cierto, el recurso concentra el sol en la figura que se quiere destacar, pero en esta ocasión, la verdad...ni falta que hacía, el sol lo llevaba dentro.


En la foto con el gobernador Tucumano José Alperovich.