domingo, 12 de septiembre de 2010

LATIENDO FIRME






La voracidad por la noticia de los multimedios concentrados , expertos rápidos en "angioplastía" y "stent", tuvo su corolario en la tapa del devaluado "Gran Diario de los Argentinos".

Tituló en letras de molde: "Kirchener, intervenido por una afección coronaria" y en el copete el descreimiento volcado en esta frase: "El resultado fue "exitoso" según un parte oficial distribuido a la una de hoy" (ese "exitoso" entre comillas, puede interpretarse de una sola manera)


Y esta noche, en Canal 26, Mariano Grondona, no podía disimular su cara de regocijo, entrevistando vía telefónica al Dr. Alberto Cormillot, preguntando junto al escriba que lo acompaña sobre las cuestiones vasculares, donde lejos de mostrar preocupación por la salud del ex presidente, transpiraban, salvando circunstancias y tiempos históricos, un "Viva el cáncer" mas moderado, parecido a "Viva el colesterol" o "Vivan los triglicéridos".


Descreimiento por parte del multimedio respecto a lo exitoso de la intervención a Néstor Kirchner y rostro alegre del hombre de Hora Clave, alcanzan y sobran para ver cuales son sus preocupaciones mas egoistas y hasta donde amasaron un odio indisimulable a lo que el gobierno y su proyecto hoy representan.


Quizás, lo que no alcancen a vislumbrar todavía, es que cuando se pelea desde el corazón, se deja todo en la cancha y Nestor no será la excepción. Quizás se frustren cuando comprendan que "Pinguino o Pinguina" no era solo un slogan gracioso. Quizás se horroricen-con pensamiento mercantil- cuando Néstor, ya dado de alta, no obedezca demasiados consejos y siga haciendo política. Quizás se enfurezcan, cuando entiendan que los Kirchner han sido los motores de una hora clave muy distinta a la de Grondona; la génesis de un proyecto que lejos de agotarse se potencia con militancia que se recompone y cuadros políticos que la sustentan en procura de su profundización.


Finalmente, quizás envidien, esta realidad de poner el corazón en juego, no sólo el propio, sino el de todos los que están en un espacio nacional y popular . Quizás hayan buscado su propio latir y no encontraron más que el ruido sordo de un marcapasos-made in Magnetto- con ritmos que no son los del pueblo.