domingo, 29 de mayo de 2011

LA CORONA DE AZUCAR


























Hoy releí el Decreto de Supresión de Honores que redactó Mariano Moreno,
para recordarle a Cornelio Saavedra y a toda la Junta que nadie estaba por encima de ese "colectivo" de nueve hombres que formaron el Primer Gobierno Patrio.

Saavedra no se dió cuenta o no percibió lo que había sucedido a fines de 1810, cuando un pasado en copas, Capitán Atanasio Duarte le ofreció, en un agasajo del Regimiento de Patricios (del que Saavedra había sido su Jefe desde las Invasiones Inglesas) una corona de azúcar de una de las tortas y lo llamó "Primer Rey y Emperador de América".

Nada peor para Moreno, que había motorizado la revolución no solo como cambio de gobierno, sino profundizando su accionar en todas las dimensiones posibles: militares, económicas, políticas y también ideológicas.

Sin mas trabajó toda la noche y en un texto brillante redacta este Decreto, que tiene una fundamentación impecable y 16 artículos implacables.
Selecciono de ambas partes lo que a mi parecer resulta mas significativo:

FUNDAMENTACION

- "En vano publicaría esta Junta principios liberales, que hagan apreciar a los pueblos el inestimable don de su libertad, si permitiese la continuación de aquellos prestigios que por desgracia de la humanidad inventaron los tiranos para sofocar los sentimientos de la naturaleza"

- " La multitud (...) acostumbrada a ver a los magistrados y jefes envueltos en un brillo que deslumbra a los demás, y los separa de su inmediación; confunde los inciensos y homenajes con la autoridad de los que los disfrutan."

- "De aquí es , que el usurpador, el déspota, el asesino de su patria arrastra por una calle pública la veneración y respeto de un gentío inmenso (...) y de aquí es que, a presencia de ese aparato exterior, precursor seguro de castigos y todo género de violencias, tiemblan los hombres oprimidos, y se asustan de sí mismos, si alguna vez el exceso de opresión les había hecho pensar en secreto algún remedio"

- "¡Infelices los pueblos que viven reducidos a una condición tan humillante¡"


- "La libertad de los pueblos no consiste en palabras ni debe existir en los papeles solamente. Cualquier déspota puede obligar a sus esclavos a que canten himnos a la libertad; y este cántico maquinal es muy compatible con las cadenas, y opresión de los que lo entonan"

- "¿Si me considero igual a mis conciudadanos, porque me he de presentar de un modo que les enseñe que son menos que yo?. Mi superioridad solo existe en el acto de ejercer la magistratura que se me ha confiado; en las demás funciones de la sociedad soy un ciudadano, sin derecho a otras consideraciones que las que merezca por mis virtudes"

LOS ARTICULOS


Destaco los siguientes:

Art 4: "Ni el Presidente, ni algún otro individuo de la Junta en particular revestirán carácter público, ni tendrán comitiva, escolta, o aparato que los distinga de los demás ciudadanos"

Art 8: "Se prohíbe todo brindis, viva, o aclamación pública en favor de individuos particulares de la Junta. Si éstos son justos, vivirán en el corazón de sus conciudadanos."

Art 13: " Las esposas de los funcionarios públicos políticos y militares no disfrutarán los honores de armas ni demás prerrogagivas de sus maridos: estas distinciones las concede el estado a los empleos."

Art 14:
"En las diversiones públicas de toros, ópera, comedia, etc, no tendrá Junta palco, ni lugar determinado: los individuos de ella que quieran concurrir, comprarán lugar como cualquier ciudadano"


Art 15: "Desde este día queda concluido todo el ceremonial de Iglesia con las autoridades civiles: estas no concurren al templo a recibir inciensos(...) no habrán cojines, sitial, ni distintivo entre los individuos"

DEL AUTOR DEL BLOG

Es cierto que Mariano Moreno fue derrotado poco después de redactar este decreto, que firmó toda la Junta, incluso el mismo Cornelio Saavedra.
Pero queda claro quien era el nervio y motor de esa revolución. Fue él, su acción y sus escritos: "La representación de los Hacendados", "El Plan de Operaciones", el "Decreto de Supresión de Honores" y los cientos de notas publicados en el órgano revolucionario de "La Gaceta", la que dieron norte al emprendimiento en principio de carácter municipal.

A la luz de este decreto que mantiene-desde una mirada popular- una revolucionaria vigencia, se entrecruza nuestra propia realidad, donde algunos funcionarios públicos todavía necesitan "ser nombrados" exageradamente para no enojar y explotar en histeria , y que sin duda no dudarían en promover y recibir de sus seguidores (sin que siquiera estén borrachos como Atanasio Duarte), tantas coronas de azúcar como necesite su ego insaciable. Sería bueno que lo leyeran completo.

Aún en la estela del 25 de Mayo reciente , volver a Mariano Moreno, para que dejen de temblar los aún oprimidos y espanten su miedo lejos los que aún lo sufren, lo suficiente como para poner remedio a lo que sucede.

Aunque se enojen algunos "Virreyes".