jueves, 19 de septiembre de 2013

FELICES LOS NIÑOS



La justicia de la Provincia de Buenos Aires, mas precisamente la cámara de Casación de Morón, ordenó detener inmediatamente al padre Grassi por violar los tèrminos de la libertad condicional. Por otro lado la Corte de la Provincia mantiene en firme los 15 años de prisiòn para "el padre" GRASSI, acusado de 17 delitos de abuso y violaciòn de menores que estaban a su cargo en la fundaciòn del nombre engañoso.

De esos 17 delitos le fueron comprobados dos: CULPABLE.

Serìa bueno que la iglesia como institución condenara al cura, poniéndose del lado de la justicia y rompiendo la concepción corporativa que la ha caracterizado. Veremos cuantos sacerdotes de pueblo, se animan a decirlo en el sermón del domingo, cuando arengan acerca de que Cristo es el pròjimo. Ojalà no confundan al "pròjimo" y puedan someterse al proceso judicial sin privilegios de sotanas ni ostias.