lunes, 18 de mayo de 2015

PIGNA: UNA HISTORIA SIN HEROES

Resultado de imagen para Libro 1810 de Felipe Pigna

El libro mas abarcativo que produjo Felipe Pigna (que en pocos días visitará Tres Lomas) lleva un sugestivo nombre: "1810. La otra historia de nuestra Revolución Fundadora".
Y sin tapujos reproduzco su contratapa, por sentirme identificado con lo que sostiene y porque copiar no solo no está mal sino que es necesario, en la medida que las palabras que se utilizan nos representen.
En este caso son las palabras utilizadas por la editorial "Planeta" para presentar el material.
Dice esto:

" Desde que comenzamos a ir a la escuela, aprendemos a festejar el 25 de Mayo como una fecha patria: eñ aniversario de la ya bicenteneria Revolución que inició el camino que llevaría a la independencia argentina. Pero ¿En que consistió esa Revolución? ¿Qué objetivos, ideas y aspiraciones movilizaban a quienes por esos agitados días de 1810 habían comenzado a cambiar una realidad de dominación colonial de siglos?

Para comprender un proceso de transformación es necesario ante todo, saber cuál era la realidad histórica de los hombres y las mujeres que lo llevaron adelante. En qué sociedad vivían, qué intereses movían a los distintos sectores, qué tradiciones de opresión y de resistencia formaban su cultura y sus puntos de vista, en definitiva: qué vida y qué historia cargaban a cuestas, y qué se dispusieron a cambiar en ellas.

Esta nueva obra de Felipe Pigna  rastrea esos proceso para entender la sociedad de hace 200 años y los combates que iniciaron el fin del régimen colonial en Latinoamérica. La larga tradición de resistencia a la dominación, emprendida por los pueblos originarios desde el inicio mismo de la conquista; las penurias y luchas de los esclavos por su liberación; las complejas relaciones entre las clases y los sectores sociales del régimen colonial, la influencia de las revoluciones en América y Europa y las causas internas y externas de la crisis de la sociedad colonial integran este pormenorizado y apasionante estudio que permite reconstruir un momento esencial de nuestra historia, es decir, de nuestra identidad"

Ya presentamos el Parte de Prensa de los Jóvenes del Frente para la Victoria y los Jóvenes de la Secretaría de la Juventud, ahora fue el turno de la editorial Planeta. Mañana comienza a "hablar" el propio autor, que ante lo que se sostiene nos promete un gran ejercicio apto también para el presente, fundamentalmente para el presente. 

Y es este: la historia no es simple, ni color de rosa, ni pura simplificación, ni aniñamiento. La historia es conflicto y tensión. La historia no son los "héroes", la historia son los pueblos. La historia no la hicieron solo los hombres "libres", sino también las mujeres, los esclavos, los mestizos, los pueblos originarios. La historia de nuestra revolución tuvo necesariamente tres componentes: IDEAS, PUEBLO Y ARMAS.

Ninguna puede faltar. Si tenemos solo ideas y pueblo (sin armas para enfrentar al enemigo en la guerra) nos quedaremos en hermosas formulaciones teóricas pero que no se concretarán en beneficios reales camino a la libertad que se buscaba. Si tenemos solo ideas y armas  (sin pueblo que les de sustento popular) nos quedaremos en una revolución elitista, hecha por pocos, sin el sustrato de la sociedad que necesariamente debe formar parte para ganar su lugar en la patria y para que la patria gane su lugar. Finalmente si tenemos pueblo y armas (sin ideas orientadoras, proyecto claro) tendremos una revolución boba, que puede desviarse hacia cualquier lado porque no hay orientación ideológica para que no se extravíe y encuentre su camino de liberación nacional y popular.

En fin. Mañana lo haremos hablar a Felipe.