jueves, 11 de febrero de 2016

SUMA Y MULTIPLICACION



La historia cuenta que cuando el famoso Epaminondas, por haber perdido una de sus batallas, fue degradado del ejèrcito y encargado de la limpieza de la ciudad de Tebas, nunca esta ciudad estuvo tan limpia. Ejemplo claro para la etapa del espacio nacional y popular. De otra manera se dificulta cualquier intento de rearmado que pueda triunfar para transformar la realidad en favor de las mayorías.

Si el esfuerzo está puesto en la búsqueda de culpables o en las diferenciaciones abstractas y no en lo que une ante el retroceso, lo que da fuerza, lo que potencia y en definitiva lo que teme el enemigo verdadero.
El poder real que logró-via decretazos- en unos pocos días muestran los beneficios que el nacionalismo popular le negó, el mismo que  no disputó más en un exceso de prudencia que hoy debemos analizar.

Trabajar sobre estos aspectos con los compañeros que conforman el espacio cuya columna vertebral sigue siendo el Peronismo, es tarea formidable, porque solo se será funcional al gobierno si no nos convertimos en una alternativa visible, capaz de alzarse con el gobierno, lugar complejo, pero el único que nos permite piso para batallas superiores.

Y vuelvo a "Conducciòn Polìtica" de Juan Domingo Perón. Un título provoca la lectura: "Es necesaria la autocritica entre peronistas" Y sostiene: " Decía Alejadro cuando uno de ellos se iba a ir enojado: ¡Tu te quedas aquí. Prefiero que me critiques donde me conozcan y saber que lo que dices no es cierto, a que me vengas a criticar donde no me conocen¡. Aquì pasa lo mismo. Si son dos compañeros que se pelean entre ellos, es mejor que se critiquen de cerca. Se trata de pasiones que es inútil pretender quitarlas a los hombres, porque sería desvirtuarlos...la verdadera colaboración está en decirle al amigo: esto está mal. Esa autocrítica es la que nosotros debemos propugnar. Nos reunimos y en círculo reservado decimos todo lo que pensamos. Entre nosotros no debe haber reservas mentales. La reserva mental es una forma de traición al compañero y al amigo"

Y Perón termina como si hubiera visto el devenir que por su muerte no pudo: "Esto se hace de dos maneras: Cuando la gente lo hace con encono y termina a sillazos. Si lo hace con sinceridad, lealtad y bondad, termina con abrazos. Eso es lo que buscamos: que estas reuniones terminen con abrazos de amigos que se han puesto de acuerdo..."

Otra vez la simpleza que sorprende. Es cierto, aún no había tenido lugar la Revolución Libertadora, Frondizi, Guido, Illia, la Revoluciòn Argentina (Onganía, Levingston, Lanusse), el regreso de Perón, su muerte, la lucha por su herencia, el Terrorismo de Estado y de Mercado de la última dictadura, Alfonsín, Menem, De la Rúa, el puchero de presidentes, Duhalde, Kirchner, Fernandez.

Todo esto no había pasado cuando Perón era transcripto en sus clases de Conducción Política y aún sigue vigente. Esto lo convierte a ese período del 45 al 55, en un momento de extrema riqueza, que no debe dejar de estudiarse, aprenderse y con las modificaciones necesarias aplicarse, porque fue ese el tiempo en que la oligarquía terrateniente y sus mutaciones financieras, comerciales y mediáticas, mas acorralada estuvo. Mucho más que en estos últimos 12 años, a los que defendí y respeto, pero... nobleza obliga.

Militantes sin diferencias de edad puestos de acuerdo en lo principal, sin enconos y sin sillazos. La derecha no espera este desenlace, necesita que estemos divididos para restarnos. Las otras operaciones son las nuestras:  suma y multiplicaciòn.